¿Acierta o se equivoca Ciudadanos apoyando al PP y al PSOE?

Captura de pantalla 2015-06-10 a las 7.05.53Hasta un medio de comunicación como El País, que ha utilizado las encuestas sobre Ciudadanos como instrumento de promoción, y que tuvo que aceptar que los resultado obtenidos eran claramente inferiores a los pronosticados, se pronuncia en un editorial acerca de la actitud de este partido en los pactos para formar gobiernos autonómicos y municipales apuntando esta frase:» La formación de Albert Rivera corre el riesgo de presentar una imagen confusa ante los electores, apoyando unas veces a la izquierda y otras a la derecha. Que sea difícil explicarlo a militantes muy convencidos no implica que la mayoría de los ciudadanos prefieran el desgobierno. No es así. Lo que desean es vivir un tiempo de pactos y coaliciones, como puso de relieve la encuesta poselectoral de Metroscopia publicada por EL PAÍS el domingo y lunes pasados. Desde ese punto de vista, Ciudadanos corre un riesgo calculado: más vale presentarse como el partido que favorece la gobernabilidad que jugar a vetos e intransigencias.»

La mejor manera de evitar la ingobernalibildiad es modificar la Ley electoral y aceptar las elecciones directas para alcalde y presidentes de CCAA, en el caso de que se quiera mantener a estas últimas y para Presidente del Gobierno. Se eligen diferenciamente el Ejecutivo (Presidente o Alcalde) y el legislativo (Consistorio o Parlamento) a dos vueltas, que sería mas preciso. Asi se termina con los pactos que en realidad da la sensación de que no buscan la gobernabilidad sino sacar rendimiento electoral en un cada uno a lo suyo. Esta idea de elección directa ya la propuse en mi libro El Sistema en 1994, asi que lleva mas de veinte años encima de la mesa sin que se haya querido abordar de manera clara.   Si fuera cierto que se trata de dejar gobernar a la lista mas votada, ¿entonces a qué viene someterla a condiciones algunas ridiculas como el pacto contra la corrupción?. Digo que es ridículo porque la corrupción es un delito. Lo que hay que hacer es perseguirla y sancionarla. No es cosa de documentos y de pactos sino de leyes, de jueces, de penas. ¿Acaso tendría sentido un pacto contra el asesinato?

Creo que corren el riesgo claro de que la gente no los perciba como contribuyentes a la «gobernabilidad» sino como pactos para sacar rendimiento propio por encima de cualquier otra consideración. Claro que es lícito hacerlo porque el sistema de partidos es así. Y como resulta que Ciudadanos sigue manteniendo la disciplina de voto, en el fondo nada cambia. Los elegidos obedecen. No tiene derecho a votar lo que creen que deben votar, sino que deben seguir las órdenes emanadas desde la cúpula. Seguimos con un remedio de democracia.

Creo que es verdad, que puede suceder que les cueste votos. De hecho dicen que las encuestas ya lo reflejan. No me fio de las encuestas, pero creo que son tiempos en los que se deben tener ideas claras acerca de la gobernación de un país, un municipio y una comunidad, y si apoyas a modelos opuestos —al menos teóricamente— como son los delPP y PSOE, pues puede ocurrir que no te entiendan, que te acusen de falta de coherencia ideológica, de un mediopensionismo incomprensible. Creo, además, que hay mucho voto de Ciudadanos procedente de PP. SI ahora ven esos votantes que eso sirve para apoyar al PSOE en Andalucia, puede que tengan dudas sobre que hacer en  l futuro con su voto . Puede que si y puede que no. El tiempo lo dirá

47 comentarios en “¿Acierta o se equivoca Ciudadanos apoyando al PP y al PSOE?

  1. Mi opinion me preguntan. Creo que está clara en el articulo Creo que vivimos tiempos de ideas claras y no de un poco de aqui y un poco de allí buscando el voto a través de una cierta indefinición. No creo que eso sea rentable hoy, pero puede que si. Yo creo que hay que cambiar el sistema electoral y pasar a las elecciones directas de Presidentes y Alcaldes y con eso se evitan este extraño espectáculo. El País trata de vender la actitud de Ciudadanos de modo favorable. Ya, pero no creo que eso al día de hoy tenga influencia. No creo que consiga mas votos por apoyar al PP en Madrid y al PSOE en Andalucia. Mas bien creo que puede pasarles factura, pero el tiempo lo dirá

  2. Posturas intransigentes pudiera apartarle a NO participar y contribuir al cambio. Hay un abanico de grises entre lo blanco y lo negro.
    Sostenía Henry Kissinger que cuando se abre una negociación es un error plantear la discusión poniendo sobre la mesa los principios. Y argumentaba que, en caso contrario, no había posibilidad de llegar a un acuerdo porque ‘los principios no se negocian’. Lo que se negocia, decía el ex secretario de Estado de EEUU, son soluciones a problemas concretos para lograr un objetivo, pero nunca los principios.

  3. Claudio
    en said:

    En un país con estas gentes, Claudio piensa que C’s acierta. Confróntese con 1 Reyes 18:21 «Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: Hasta cuándo vacilaréis entre dos opiniones? Si el señor es el Dios, seguidle; y si Baal, seguidle a él. Pero el pueblo no le respondió ni una palabra».

  4. Un amigo de forma retórica me dijo «los antisistema se convierten en sistema» y yo de la misma manera me pregunto¿Las nuevas formaciones se»comen»al sistema o el sistema se «come»a ellos?ya hacen cosas como los de antes…
    Decían y dicen que no cambiarían sillones,que no buscaban el poder por el poder, que todo era para mejorar la calidad democrática de la sociedad civil, la del ciudadano.en fin…

  5. Pienso que les pasará factura, Ciudadanos es un partido que no está consolidado con el aval de un buen o mal gobierno, tan solo es una expectativa muy bien gestionada, que ha llegado en el momento oportuno, subiéndose a un carro llamado necesidad de aire limpio o al menos gente nueva, su discurso lo ha ido modificando según iban variando las intenciones de voto, y de manera inteligente, de igual modo que los partidos de izquierdas han conseguido meterse en las filas de las izquierdas avergonzadas y ahítas de tanta inconsecuencia, ellos lo han hecho en las filas de la derecha menos radical, horrorizada de tanta podredumbre.

    Ciutadans, porque empezó en Catalunya, ni en sueños podía imaginar llegar dónde ha llegado, Ciutadans, se creó como alternativa a un PP catalán poco menos que muerto, para poder aglutinar a esa franja de gente que aunque sintiendo aversión por el PP no quería ni oír hablar de independencia en Catalunya, ni quería más de la derecha provincia nacionalista del Pujolismo, de ese conglomerado parte el ideario de Ciutadans, y en Catalunya, cala, y una buena campaña de marketing, los coloca en todas las tertulias y de igual manera que a Podemos, se les enfrenta a la caverna más radical y con eso se les lanza al estrellato.

    Les pasara factura, porque lo que nadie en el mundo de los políticos ha entendido, que los ciudadanos han emitido un voto de cambio, no de partidos ni de ideologías, es un voto de limpieza, y ver el baile de vampiros, jugando a pactos imposibles, que en nada en absoluto tiene que ver con la sociedad, solo con sus intereses propios, no va a dejar indiferente a una sociedad que empieza a apretar tuercas y a cobrarse facturas.

  6. navaran
    en said:

    En mi opinión un gran error. Como imaginaba –y a mi pesar- , las ilusiones por un cambio real con los nuevos actores políticos en escena se van diluyendo. En el caso de Podemos estaba claro que la “enérgica lucha contra la corrupción” acabaría en una enérgica lucha contra el PP : según ellos, parece ser que la corrupción debe valorarse distintamente en función de las siglas e ideario de quien sea el corrupto. El caso de Ciudadanos, por ser más moderados, y por tanto capaces en el medio plazo de haber aglutinado una mayoría importante de apoyo de la sociedad, es más grave: creo que han desaprovechado una buena ocasión para mostrarnos que sí se puede hacer otro tipo de política. Intentando ponerme en el lugar de un “aspirante a cambiar las cosas” los resultados de las anteriores elecciones andaluzas personalmente los hubiera contemplado como un auténtico fracaso, ya que nueve escaños no permiten cambiar nada del panorama político. Esa noche electoral ví en las imágenes a Albert Rivera exultante por los resultados obtenidos : coherentes en términos de partido político, pero cuando menos chocantes si el fin verdadero era el de conseguir algún cambio real. Tuve la misma percepción en las últimas elecciones : excelentes resultados como formación política, pero nefastos resultados si el objetivo era promover un cambio real de las cosas. Sin embargo ahí estaban manifestando su enorme satisfacción por los resultados obtenidos.
    En el actual momento, con una clase política como la que tenemos, hubiese sido deseable presentarse a los ciudadanos con decepción en lugar de alegría. Decepción porque el apoyo obtenido (aún cuando como partido fuera excelente) en términos reales no permitía cambiar absolutamente nada. Quizás entonces podríamos haber visto un comportamiento distinto al que estamos acostumbrados : podríamos haber visto a un partido político que en lugar de mostrar su satisfacción por la parcela de poder conseguida, mostrara su pesar porque esos resultados no eran suficientes para lograr ninguno de los cambios que consideran necesarios. Hubiera sido deseable también que no exigiesen unos mínimos para realizar pactos con otras formaciones, sino unos máximos, los que la sociedad está demandando, aún a riesgo de dejar vacías muchas de las sillas que ahora irán ocupando. De haberlo hecho así, por vez primera, hubiéramos visto en la escena política a personas moviéndose por principios en lugar de por conveniencias, animando a muchas personas a movilizarse en las próximas elecciones generales.
    Sigo pensando que el cambio, de producirse algún día, no vendrá de la mano de político alguno.

  7. Carlos Rod-Hur
    en said:

    Tanto Podemos como Ciudadanos lo que están haciendo es introducir mayor confusión, si cabe. Dos partidos que deberían tener claro que su única función es clarificar las cosas, ser algo nuevo, significa que no deben dejarse contaminar por la partitocracia encarnada en PP y PSOE y resto de partidos del sistema, sistema podrido y corrupto que lo único que hará si no se cambia radicalmente es cooptarlos y fagocitarlos.

    Para ello, como he dicho, lo primero que deben tener es un mínima claridad de lo que se debe hacer y eso no pasa por pactar con los bandos corruptos, a cada cual mayor. Pasa por reafirmarse en la ruptura con esta ficción democrática que no nos permite elegir a ninguno de los tres poderes: Ejecutivo (Elegido por elección de 2ºgrado por el parlamento dedocrático), Legislativo (Designado por el jefe del partido y jefe del ejecutivo: Autómatas subordinados) y Judicial (No elegido: Poder oligárquico y endogámico. Solo hay que ver que en 100 años (1883/1997) solo se han dictado 3 condenas por prevaricación judicial). Ninguno de ellos es elegido directamente por el pueblo, lo cual nos reduce a ser espectadores pasivos arrastrados por las decisiones de los partidos que en la mayoría de los casos nada tienen que ver con las necesidades reales de los ciudadanos.

    Creo que los nuevos partidos han entrado en el juego del sistema, parece que ya llevaran toda la vida incrustados en el mismo. Y es que lo que realmente se necesita no son ideologías que se han demostrado fracasadas y que seguirán haciendo lo mismo que sus antecesores en el fracaso. Lo que realmente se necesita es un poder que realmente emane del pueblo, un poder ascendente y no el poder descendiente de las élites privilegiadas, cuya única función es hacer que las masas permanezcan ignorantes para mayor felicidad de esas élites pues todo lo que ignoran las masas supone la felicidad de las élites.

    Mientras los nuevos actores políticos no se enteren de que hay que romper, no con el régimen del 78, sino con el que venimos arrastrando desde 1812, nada cambiará. Si para Cs todo el cambio radica en ponerle un papelito a la firma a Susana Diaz a cambio de su apoyo, y para Podemos todo pasa por agrupar a la izquierda radical en unas nuevas siglas, todo permanecerá como siempre. Facciones contra facciones olvidando al actor principal de la película: El ciudadano. Es a éste último al que hay que dotar de vida política, sacarlo de la minoría de edad política e ilustrarlo, lo contrario es seguir en el mismo sistema que nos ha traído hasta aquí. Y para ello, lo mejor es no participar de estas instituciones ni de estos partidos. La abstención es el arma moral para deslegitimar esta farsa a la que se suman los nuevos relevos de la antorcha del despotismo.

  8. Luis C.
    en said:

    Ya veremos. Confieso que cuando leí que habían llegado a un acuerdo con el PSOE en Andalucía me resultó decepcionante. Deberían haberles puesto contra las cuerdas. Pero por otro lado también pueden forzar ciertas cosas por la vía de los acuerdos + amenaza de moción de censura / perdida de apoyos. Ya veremos si se queda todo en lirili o si pasan a lerele. Tienen unos meses para hablar con hechos que pienso es lo que estamos pidiendo.

  9. Al final, el poder consiste en gobernar. Manda quien gobierna. No es tan fácil eso de te nombro y mañana te pongo una moción de censura y te quito. Eso solo funciona en la teoría, sobre el papel, porque todos esos movimientos tienen coste político. Si dices que contribuyes a la gobernabilidad y unos meses después planteas moción de censura, la gente va a pensar que no es serio tu comportamiento. Asi que lo que cuenta es quien gobierne. Y la cosa es clara: en Andalucía va a seguir gobernando el PSOE. ¿Porque lo ha votado la gente? Bueno, no del todo, porque no tiene la mayoría absoluta. Entonces su gobierno depende del voto recibido de la gente y del apoyo de Ciudadanos. Esto es incuestionable. Por ello Ciudadanos va a permitir al PSOE gobernar, mejor dicho, seguir gobernando en Andalucía otros cuatro años mas, en los que, supongo, intentarán hacer las cosas de tal manera que en la próximas consigan mayoría absoluta nuevamente. Lo conseguirían o no, pero tienen la opción gracias a Ciudadanos.
    ¿Esto es bueno o malo para Ciudadanos? Es decir, ¿es bueno o malo para Ciudadanos haber dejado al PSOE seguir gobernando? Pues depende de muchos factores. supongo yo que a los votantes del PP que migraron a Ciudadanos no les hará mucha gracia. No creo que consigan votos del PSOE por esta actitud. En fin, es un riesgo claro. Si eso sumamos la indefinición ideológica en la que parecen moverse, el campo es complicado. Yo tengo mi respuesta personal pero no necesariamente lo que yo pienso es lo que piensa la mayoría.

    • ¿Cual sería esa respuesta personal, si se podemos saberla?

      En cuanto a que «gobierna quien gobierna», pues no se, en una dictadura quizás sí, o al menos en algunas. En una democracia donde se admite una compleja interrelación de fuerzas, muchas de las cuales no son visibles a la opinión pública, yo tengo una impresión diferente: la de que quien «gobierna» debe respetar tantas cosas y tantas influencias para mantenerse en ese gobierno nominal, que realmente es un esclavo de las circunstancias. Pone la cara, se hace las fotos (esto convencido de que esa es la verdadera pasión de Rajoy), consigue un lucro personal (a menudo eludiendo la ley), pero las decisiones importantes son las que hay que tomar, no las que elabora en su propia cabeza. Quienes realmente las toman no ponen la cara, oficialmente no gobiernan, pero obligan al político a gobernar en el sentido que les interesa. Sólo así consigo entender que conforme pasan las décadas los políticos que supuestamente gobiernan en occidente sean cada vez más tontos (y esto vale tanto para España como para Alemania como para Estados Unidos, salvando la relativa excepción de Obama), y que a lo largo de la crisis en Europa se hayan tomado solamente las decisiones que interesaban a los bancos, mientras en EEUU se toman las decisiones que interesa al petróleo y algunos otros negocios.

      Si un partido se puede colocar en la retaguardia del poder para condicionarlo, yo creo que es la mejor manera de ejercer un poder político real, que no es el nominal. Otra cosa es que la gente lo entienda. No parece que lo entienda, y vienen unas elecciones generales que les pueden pasar factura, y donde se juegan bastantes más cosas.

      La moción de censura puede que sea difícil llevarla a efecto, pero la retirada del apoyo en las sucesivas votaciones yo creo que sí es una amenaza real. Veremos.

      Lo peor, creo yo, sería que el bipartidismo se reconstruya de cara a las generales. En ese caso tendríamos unas comunidades autónomas y ayuntamientos enfrentados a Cortes y Gobierno central, con la consecuente inestabilidad. Y a cambio de prácticamente nada, puesto que las decisiones importantes se toman a nivel central. Si nos encaminamos a ese escenario, entonces Ciudadanos estaría cometiendo un error estratégico, al no dar por ahora a sus electores simplemente lo que quieren y entienden, dejando para después su estrategia de bisagra.

    • KHAN85
      en said:

      No es malo ni bueno.
      Al grueso de votantes de Ciudadanos les importa más que sus candidatos sean guapos y sonrían mucho, jeje…

      Hace décadas los partidos politicos españoles en las elecciones presentaban gruesos programas políticos.

      Con el tiempo se dieron cuenta de algo: Al grueso de votantes no les importaba un carajo lo que pusiera en ellos, y en consecuencia los programas políticos adelgazaron drásticamente.

      Eso sí, los cartelitos electorales con una foto y una frase vacía siguen tan vigente como siempre en cada elecciones. Y si eso es así, es porque eso sí es decisivo.

      ¿Cuál es la conclusión de todo esto? Que la democracia en un pueblo poco informado o informado con información falsa es contraproducente e incluso peligrosa. Es como poner a un ciego a elegir entre varias cajas sorpresa, si elige acertadamente será por pura casualidad.

      • No sólo los programas adelgazan, sino que se incumplen y no pasa nada.

        Eso sí, llenar todo el país con cartelitos cuesta una pasta. ¿Quién la pone? Siguiendo esa pista podemos llegar a quien nos gobierna de verdad, que no es el que pone la cara en el cartelito.
        Plutocracia, desde luego. Las democracias actuales tienden a serlo, en proporción directa a la inmadurez del cuerpo electoral.

        • KHAN85
          en said:

          Parte de ese dinero Mario ha explicado excelentemente bien varias veces de donde viene.

          Dejando a un lado los cartelitos, también es notoria la gran importancia que sigue teniendo la televisión, véase casos como La Sexta creando el fenómeno aberrante de izquierda populista en este país.

          A pesar del auge de internet… Tal vez el abaratamiento de las conexiones a internet y el aumento del ancho de banda pueda cambiar algo de eso en el futuro… con el incipiente fenómeno de la televisión por internet, ya veremos. De momento las opiniones siguen cautivas por quienes más dinero tengan para difundirlas.

          • Lo cambiará todo, absolutamente. Estoy seguro. Pero no se cuánto tiempo tardará en notarse.

            Incluso, dada la naturaleza de las actuales tecnologías, creo que sería una medida higiénica fundamental prohibir cualquier gasto en campaña electoral. Realmente es innecesario: se cuelga en la red toda la información y programas electorales, y ya lo tienes todo. Nos cargábamos de un plumazo todos los patrocinadores. Nadie ha propuesto todavía algo que parece tan obvio.

  10. Luis C.
    en said:

    Totalmente de acuerdo, pero para promulgar nuevas leyes necesitan mayoría en el parlamento. Y ya hemos visto lo que los nacionalistas han sido capaces de montar con unos pocos escaños en el congreso.

    Va a depender mucho de como maniobren en los próximos meses pienso. Si son capaces de controlar un mínimo al PSOE quizá hayan ganado algo de cara a los posibles votantes, si no lo hacen será su tumba probablemente. De momento no lo veo claro aunque a priori parece que se quieren quedar en partido cuña y no están jugando a la grande.

    En cualquier caso como comentaba al inicio me sentí decepcionado, esperaba que forzaran unas segundas elecciones para mullir un poco al PSOE de cara a una posible ronda de negociación.

    A ver como evoluciona …

  11. Me ha pasado pocas veces estar básicamente en desacuerdo con un artículo de Conde, alguna vez tenía que llegar el caso.

    Mi modesta opinión, sobre el pactismo de Ciudadanos:

    -Error electoral, sí, desde luego, porque la gente -en su mayoría- sigue con la cabeza puesta en el bipartidismo, en que PP y PSOE son realidades antagónicas. ¿Pero lo son en realidad? Se empeñan con cierta frecuencia en hablarnos del pasado (de Franco, de la guerra, de los muertos en torno a la guerra…) para mostrarnos que unos están de un lado y los otros (aunque pongan cara de poker) del otro. Eso es el pasado. ¿Qué hay del presente?: legislación hipotecaria, recortes sociales, europeísmo caiga quien caiga, pago de deuda consagrado constitucionalmente, dependencia bancaria, nostalgia de una España especuladora, puertas giratorias… esos son los temas de ahora, ¿hay alguna diferencia esencial entre esos dos partidos? El supuesto antagonismo se revela aquí como pura ficción. Unos cargan los impuestos más por un lado y otros por otro, cierto, ¿eso es una diferencia tan esencial que los convierta en antagónicos? Los antagónicos realmente son los votantes, esos sí: es muy fácil despertar su antagonismo hablando de Franco o de religión, a menudo juegan a hacerlo, les conviene; pero nada de eso se traduce en políticas de presente diferenciadas, porque la realidad es que los políticos son básicamente iguales. Como en el fútbol: las hinchadas del Barça y del Madrid son antagónicas, y jamás cambiarán sus colores, pero los jugadores (símil aquí de los políticos) salvo muy escasas excepciones estarán igual de motivados en cualquiera de los dos equipos que les fiche, y jugarán igual.

    -¿Error de principios? En mi opinión, de ninguna manera. Si de lo que se trata es de cambiar la política para hacerla funcionar bien, lo esencial no es un cambio de caras. Se ha demostrado muchas veces que el cambio de caras es solamente eso, y que no afecta al (mal) funcionamiento. Lo que importa realmente es encontrar la manera de obligar, gobierne quien gobierne, a que lo haga como queremos que lo haga, no como se viene haciendo. Y esto se hace mejor desde fuera del Gobierno que desde dentro: desde dentro estás condicionado, desde fuera condicionas. Igual que antiguamente las batallas no las ganaba o perdía la vanguardia, sino principalmente los movimientos del cuerpo de reserva. La posición de partido bisagra es óptima para forzar estos cambios. No se si llevarán a buen puerto las cosas y si los cambios serán lo bastante relevantes, pero el planteamiento de salida me parece impecable. Otra cosa es que la gente lo entienda: no lo va a entender; al menos de momento, no lo está entendiendo.

    ¿Elección directa?: sí, desde luego, listas abiertas. ¿Pero la legislación electoral puede ser competencia de las comunidades autónomas?

    En cuanto al pacto contra la corrupción, entiendo que se trata de sacar fuera de la política a cualquier imputado, sin esperar a los años que puede tardar una sentencia con sus correspondientes recursos. De hecho ya se está haciendo, pero porque estamos de cara a las elecciones.

  12. Acertaría si, verdaderamente, su intención fuera la de llegar a consensos para mejorar la situación del país.

    Se equivocaría si su única o principal intención es la de llegar al poder o en su defecto, que es lo más real, estar cerca de esos círculos.

    En qué punto creo que se mueve Ciudadanos? Sin duda, entre otras cosas porque ha optado por seguir y apoyar a «lo de siempre» con lo cual no ha apostado por el cambio, en el segundo punto.

    En ocasiones, claro ejemplo sería UPyD, cuando sabes o intuyes que el poder «supremo» no está a tu alcance, optas por la cómoda posición de estar cerca de él y a vivir ¿del cuento?

  13. KHAN85
    en said:

    De acuerdo con lo absurdo de «pacto con la corrupción», y añado además que esta moda de partidos apartando a «imputados» como si fueran apestados (cuando ser imputado no conlleva condena, y la mayoría de imputados termina no condenado), ya que es subir un escalón más en el circo/manicomio colectivo que se ha convertido las noticias sobre corrupción, donde se ha creado un poder nuevo, que no necesita condenas ni juicios para hundir a quien señale el poder por «corrupción», que luego aún en caso de absolución, nadie les quita el escarnio de los medios y las acciones de partidos alérgicos a «imputados».

    En mi opinión la importancia de la corrupción está sobrevalorada, para empezar, las masas han asumido en sus mentes que la causa de la pobreza es la corrupción (curiosamente lo mismo ocurre en paises del tercer mundo). Cuando la realidad es exactamente la opuesta, cuantitativamente no tiene sentido asociar pobreza a corrupción, y precisamente ahora es cuando menos corrupción hay, cuando más corrupción había (en términos absolutos y porcentuales) era en épocas de mayor riqueza y a nadie le importaba en absoluto.

    Por otro lado añadiría que a la gente le preocupa más la corrupción por la envidia que por la corrupción en sí misma o la ilegalidad que conlleva.
    Aguirre fue penalizada en votos por publicarse su declaración de la renta, sin acusación alguna de corrupción, a las masas les molesta ver a otros con más dinero que ellos, no la corrupción, esa es la dura verdad que nadie quiere mirar de frente.

    En mi opinión Ciudadanos no tiene nada de confuso, está muy claro lo que son, tienen lo peor de la derecha, y parte de lo peor de la izquierda (no todo).
    Julio Ariza dijo una opinión sobre el paso de seguidores de VOX a Ciudadanos que me resultó interesante, expuso que en VOX se quedaban los mejores, porque se quedaban los que seguían el partido por las ideas, y no por el afán de ganancias. Esa idea puede trasladarse a otros escenarios similares y es trágicamente repetitiva.

    Como offtopic y retomando el interesante asunto griego. Recuerdo próximas fechas de interés.
    -18/20 de Junio: Tsipras asistirá a Rusia para discutir posible integración de Grecia en el banco de los BRICS (desafío a las instituciones de Bretton Woods: Banco Mundial y FMI).
    -30 Junio: Pago conjunto de Grecia de 1.600 millones de euros al FMI.

    Y un offtopic más, aunque relacionado con el equilibrio de poder mundial como el asunto griego.
    -30 de Junio: Fecha límite para alcanzar un acuerdo con el programa nuclear iraní.

  14. Alberto Carrasco
    en said:

    Soy afiliado de Ciudadanos y he estado en una lista por un municipio que no tuvimos finalmente representación, sinceramente, creo que el pacto es bueno siempre y cuando se cumpla los ideales propuesto. Políticamente lo puedo creer, pero personalmente aún me cuesta digerirlo. Fui afiliado de Sociedad Civil y Democracia, porque creo en el movimiento ciudadano, creo en que tenemos mucho que aportar y sin duda alguna, creo que es ya el momento de dar el paso.

    No sé si Ciudadanos acierta o se equivoca, lo que sé que si fuera un partido que quiere gobernar no pactaría, dejaría labrarse el nombre para en las generales contar con más apoyo, pero ha desobedecido esa regla con el fin de proponer puntos importantes a cambio de conceder su voto.

    Como sigo diciendo, no se si se habrá equivocado o no, pero prefiero el «mojarse» al esconderse en una oposición dónde apenas se te tenga en cuenta.

    No lo sé, quizás mi punto de vista no sea el correcto, pero es hora de que la sociedad emprenda sus acciones para mejorar nuestra situación.

    Saludos.

      • Alberto Carrasco
        en said:

        Para las generales es más fácil el pacto, ya tienes poco que perder, pero ahora realmente muestra que quieren pelear por una política para la sociedad, aún a sabiendas de que esto le puede ocasionar una pérdida de votos, es más fácil, sentarse en la oposición hasta las generales…

        • Pero es que cambiar cosas a nivel autonómico y local, va a ser un triste consuelo si a nivel de Cortes y Gobierno central se pierde finalmente la oportunidad de hacerlo, porque las decisiones relevantes se toman aquí.

          • Alberto Carrasco
            en said:

            Es muy arriesgado lo que ha hecho Ciudadanos, pero claro, a veces hay que arriesgas para ganar, pero otras veces se puede perder. Personalmente creo que Ciudadanos tiene que hacer lo que siempre planteó que es el Cambio… y por aquí se ha de empezar.

    • Luis C.
      en said:

      Alberto, lamento decirte que me suena todo demasiado a argumentario. No soy votante de Ciudadanos y no creo que lo sea nunca por otros motivos que no vienen al caso. Pero lo mínimo esperable a un partido con la frescura de C’s es que fueran un mínimo consecuentes con lo que han estado diciendo públicamente y no lo habéis sido. Las conclusiones para un ciudadano medio son claras: O decimos una cosa y hacemos otra que es malo, o no sabemos lo que decimos que es peor. A esta jugada se le notan las prisas, a ver como os sale y espero de corazón que os salga bien porque se necesitan partidos nuevos y solidos.

      • Alberto Carrasco
        en said:

        Tienes razón desde tu punto de vista, que desde luego es objetivo. Yo desde mi perspectiva veo que cuando entras en política hay que «mojarse» no ver los toros desde la barrera y tener buenas palabras, sino que hay que entrar a la acción. Creo que los puntos exigidos son importantes para el cambio, pero como te digo son puntos de vistas. A mi, a primera vista también me fastidió ese pacto, pero cuando lo digieres con calma tiene un sentido, en algunos aspectos ilógicos y por otro de sentido de la responsabilidad.

  15. druizgar
    en said:

    Buenas tardes, en términos generales resulta evidente que nuestro sistema electoral necesita un cambio, y que probablemente la mejor opción para elegir a nuestros dirigentes sea la elección directa; eso al menos evitaría el espectáculo dantesco que nos están dando unos y otros. Pero el problema va mucho más allá del formato, porque antes de llegar a un consenso para que las elecciones se desarrollen dentro de la lógica, a lo que debemos llegar es a un consenso para determinar el Poder que debemos otorgar a nuestros representantes. Para mí la clave es reducir drásticamente sus atribuciones, y me resulta especialmente lamentable que un acontecimiento político como son unas elecciones, paralicen el funcionamiento de un país que ya de por sí lleva un ritmo de mejora bastante preocupante. Para más inri, este año confluyen varios periodos electorales importantes en España, que unidos a sus antes, sus «despueses» y al paupérrimo funcionamiento de la Administración, perjudican tremendamente la escasa mejoría que estábamos empezando a vislumbrar. En términos particulares, y atendiendo a la pregunta de Mario sobre el acierto o equivocación de Ciudadanos, creo que de cara a sus votantes claramente saldrán perjudicados; es la consecuencia directa de ejercer la política en una circunstancia en la que irremediablemente deberán pactar con los dos bandos; hasta ahora estaban vírgenes. Personalmente creo que la única baza que tiene Ciudadanos para perder relativamente pocos votos es la de aun «no importándote» el signo de tu aliado (PP ó PSOE, nadie más), sí exigirles exactamente lo mismo a ambos. De esta forma al menos puedes vender que con tu apoyo «neutro» se conseguirá Ciudadanizar esos Gobiernos. No me parece necesariamente malo pactar con distintos partidos, y en sus circunstancias y con su número de votos no tienen otra opción para cambiar el sistema que conseguir poder a través del sistema.

    Un saludo.

  16. José María Soler
    en said:

    Ese y cualquier otro pacto deberían llevar letra pequeña, plazo de cumplimiento y algo así como una condición resolutiva directamente ejecutable con una simple comunicación, con la consecuencia de tener que convocarse nuevas elecciones, porque de promesas incumplidas ya nos vale. El sistema se empieza a cambiar por ahí, por la obligación inexcusable y perentoria de cumplir con las promesas electorales. Si no se cumplen se debe dar paso al siguiente y así hasta que llegue el que las cumpla. Si no es así resultará que, en lugar de provocar un cambio real, lo que consigue Ciudadanos es hacer que todo siga igual, los mismos gobiernos en los mismos lugares, las promesas de los pactos incumplidas y a reclamar al maestro armero para que dentro de cuatro años vuelva a ocurrir lo mismo. Si no hay un poder revocatorio del mandato que se asume en esos pactos es que no se puede exigir su cumplimiento mas que políticamente y eso es mas de los mismo. Lo que no parece serio es que los votos de los que abandonaron esos partidos sirvan ahora para volver a sostenerlos y a Ciudadanos eso no le va a salir gratis, veremos que pasa en la generales, cuando aun no haya habido «tiempo» de cumplir las promesas pactadas.

    Salu2.

  17. Se equivoca

    Los nuevos partidos han germinado del descontento social con la clase política. La falta de una democracia real, el gobierno de los de siempre y no el de los mejores, la defensa de los intereses particulares de quien gobierna y no de los intereses colectivos de los representados,… han sido el caldo de cultivo

    Si estos nuevos partidos (Ciudadanos, Podemos,…), con los pactos que establezcan, sostienen en el gobierno a aquellos a quienes sus votantes han repudiado, será una depepcion para sus electores con un costo en votos tremendo. El votante de estos partidos no busca que el partido al que ha votado ejerza el poder. Busca un cambio en la forma de hacer política.

    Ya le ha sucedido a UPyD. Cuando los electores percibieron que lejos de la regeneración democrática pregonada, UPyD era un partido creado por Rosa Díez para perpetuar a Rosa Díez, el partido perdió todo el apoyo social que tuviera.

    Adicionalmente, el votante del PP puede llegar a percibir por ejemplo, que en Madrid el voto entregado a Ciudadanos ha llevado a la alcadía a Carmena. Si el votante descontento del PP no percibe utilidad en el voto a Ciudadanos, sino al contrario, terminará retornando su voto al PP.

    En definitiva, Ciudadanos se equivoca si con sus actos no logra trasmitir a sus electores que es un voto que ha servido para mejorar la política. Y pactar para mantener a los de siempre no les ayuda.

    • Claudio
      en said:

      Borja, Claudio le recomienda leer (y estudiar el simbolismo extrapolable a esa circunstancia pactista) los pasajes veterotestamentarios de «Elías y Ajab» y de «El sacrifio del Carmelo» (Primer Libro de Reyes capítulo XVIII, versículos: a partir del dieciséis). El español es un Pueblo que no sigue a los Yahvéhs ni a los Elías políticos, sino a los Baales y Ajabes de la política; por eso, C’s ACIERTA y no se equivoca.

      • Intrigado me deja este comentario, ¿»vota Baal»?

        Lo que yo observo en el comentario de Borja es una confusión entre sujetos políticos y políticas implementadas. En mi opinión -ya lo he comentado- no son lo mismo, y lo que nos importa realmente a los administrados es lo segundo. Por ejemplo, no creo que pueda compararse la política de Fraga como ministro de Franco, a la política de Fraga como presidente de la autonomía gallega: cierto que quien tuvo retuvo, y que eran literalmente la misma persona, pero las diferentes circunstancias políticas no le permitían hacer lo mismo ni de lejos. Ahora, que como la confusión que creo observar en Borja es la misma que comparte el grueso de nuestro electorado, a efectos prácticos su comentario me parece certero.

  18. Luis C.
    en said:

    Es curioso, pero no paro de leer ‘ el votante del PP’, ‘el votante del PSOE’, etc… No se si hemos caído en ello pero estamos asumiendo que de facto hay dos tipos de votantes, que de facto les pertenecen a los dos grandes partidos de antaño y que de facto los partidos nuevos deben pelear por ellos.

    Lo mismo no nos hemos dado cuenta y están generándose nuevos tipos de votantes algo mas complejos a ‘soy de derechas o soy de izquierdas’. Y a esos es a los que tienen que buscar, deben hacer su propio hueco. La persona que tenga escrito en el cabecero de su cama ‘ yo solo voto al xxx por que el xxx tiene la verdad absoluta y solo el xxx puede gestionar un pais.’ o tiene un problema de anacronismo serio, o quizás esté a sueldo del xxx.

    Me temo que una sociedad moderna las respuesta debe llegar de muchos frentes y eso debe provocar nuevos perfiles de votantes.

    • Espero, confío, hago votos, sueño, porque nuestro futuro cercano sea como usted dice. En cualquier caso, la realidad es que sigue habiendo mucho de lo otro: que son para siempre del Barça o del Madrid como son para siempre del PP o el PSOE.

      Pero una matización importante: lo que tienen escrito en la cebecera de su cama no es «yo sólo voto a xxx porque xxx tiene la verdad absoluta», sino «yo sólo voto a xxx para que no gane zzz, que son los malos». Vivimos en un curioso bipartidismo negativo.

  19. La trascendencia está en la motivación de esos pactos. Pero claro, si la estructura de la dinámica de nuestra democracia no se modifica y sigue permitiendo que los partidos secuestren a la sociedad el derecho a experimentar el potencial de evolución del sistema, limitando nuestras esfera participativa a la fiesta de globos y promesas previa a la evacuación del voto… ¿qué partido político podrá restaurar lo que la propia ley electoral impide?

    Por supuesto, cada persona interpreta la realidad según sus creencias. Así, cuando hablas de que los políticos «no tienen derecho a votar lo que creen que deben votar, sino que deben seguir las órdenes», creí leer a continuación «en manadas», en vez de «emanadas desde la cúpula»… En serio. Quizás éste sea el problema: que los partidos políticos no sólo se han convertido en férreos organismos de poder respecto a sus votantes sino también en sistemas represivos respecto a la libertad de elección de sus propios miembros.

    • bttberttice
      en said:

      Pienso igual, lo que importa es la trascendencia dices tu, sí. Hay poco margen de maniobrabilidad, pienso en esta situación como en una guerra, sólo que en vez de armas, cañones, kalashnikov, o armas biológicas…, lo que hay son mentes luchando con otras mentes en una pugna por modificar ideologías y actitudes reaccionarias. La forma en las que se manifiesta pienso que, en éste caso, es lo de menos importante. Dices que lo importante es la trascendencia y yo añado » la motivación», lo que se pretende conseguir, a mi aún no me han demostrado (por desgracia) que no quieran cambiar el sistema electoral, aunque esto tampoco es la panacea, no lo será si no hay una evolución de todas las cabecicas pensantes (porque yo creo que evolucionan,, a los hechos me remito) y ahora estamos en esa evolución. La combinaciones, las permutaciones de siglas me dan igual, dejémonos el lenguaje fragmentado (je je) …no podemos aplicar los conceptos sólo cuando nos interesa, aquí hay también lenguaje fragmentado que divide a la gente. Y mientras, esa personas cuya mente representa a un cuadrado tendrán que esforzarse en ser polígonos y no volver a ser triángulos rectángulos, y además, sin hipotenusa… (lease «Planilandia» EDWIN A. ABBOTT.

      • bttberttice
        en said:

        Lo que quiero decir básicamente, es que hace falta este proceso de mezclas de ideologías para poder avanzar. Las divisiones ideológicas del pasado ya no nos sirven, estos partidos «emergentes» que les llaman, lo único que hacen es abrir ese camino, no debemos resistirnos a esa otra nueva manera de contemplar la poítica. Salu2 a tutti plein.

    • bttberttice
      en said:

      ¿Que te parece si tu y yo nos presentamos a las elecciones cuando haya pasado todo esto?…Tu partido se llamará «Desarmados» y el mio «bettados», desarmaremos la península, el continente, los países transoceánicos… y bettaremos al que no esté de acuerdo. Será la dictadura de la Paz. Pero visto lo visto, igual hasta está mal visto, no digo la dictadura ni mucho menos, sino la Paz.

  20. Otro detalle: la patética predisposición que tienen, ahora, todos los viejos partidos en abrirse y llegar a acuerdos.

    Pactos para «controlar» la corrupción…
    Pactos para que «reluzca» la transparencia…
    Pactos para el Acuerdo en Mayúsculas…

    Ayyyy… que siguen ignorando a los ciudadanos y sus capacidades…

  21. SUMAROS
    en said:

    Buenas tardes.
    Tras leer el articulo Mario y el resto de artículos meticulosamente debo dar la enhorabuena a todos, sencillamente brillantes y no lo digo en tono irónico ni mucho menos.

    Seré breve, publicando cuatro preguntas que un servidor se hace diariamente y en muchas ocasiones no encuentra la respuesta adecuada.

    1º- ¿Donde esta el famoso «Código Ético» que vende y aplica con tanta rigurosidad la agrupación política Ciudadanos?. ¿ Como «ciudadano» tengo acceso a ese código?. ¿ Es posible quizás discrepar de alguno de los doce o veinticuatro puntos ( ya que ignoro cuantos son) de el mismo y en que canal se pueden realizar las discrepancias oportunas como ciudadano o militante?. ¿ Los votante de ciudadanos sabían que se negociaría «con sus votos» con fuerzas políticas de cualquier ideología por medio de un salvoconducto que validaría cualquier coalición de gobierno bautizado con el nombre de «Código Ëtico»?.

    2º- ¿ Se han fijado que Ciudadanos ha presentado a las elecciones del 24 de mayo 970 listas para las municipales, con 20.000 candidatos en total si se suman también los que concurren a las autonómicas y a los demás comicios que se celebran en esa fecha en España?. ¿ Saben que en Ciudadanos hay aproximadamente unos 21.500 afiliados?. ¿ Quieren saber cuanto han gastado Ciudadanos en la campaña…1,5 millones de euros, aproximadamente, y unos 100.000 euros en el de Rosa Díez, curioso no les parece?.

    3º- ¿ Creen realmente que firmando un pre-contrato ético con el resto de formaciones políticas para la gobernabilidad nacional y estabilidad del país, el señor D. Albert Ribera va a sufrir algún deterioro electoral ?. ¿ Yo me pregunto como en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, algunas de las medidas del famoso «Código Ético» son de aplicación para dentro de cuatro años, tengo entendido?. ¿ Que pasaría si cualquier socio de gobierno de Ciudadanos incumpliera el pacto…lo han pensado?.

    4º- Por último, ¿ De donde procede el incremento exponencial del voto en la formación de Ciudadanos, del PP , del PSOE o de UPyD, si tuviéramos ese dato seguramente sería de las tres formaciones?.

    Tras estas sencilla preguntas que les traslado y un servidor se viene realizando con cierta frecuencia, me da la sensación que alguien viene preparando «El Bálsamo de Fierabrás» con mucho mimo y estrategia desde hace tiempo. El tiempo y su capacidad definirán si consigue su estrategia llegar a buen puerto o no.

    Un cordial saludo.

Deja un comentario