¿Cuantos títulos ha revocado el rey por comportamientos indignos de sus poseedores?

Captura de pantalla 2015-06-12 a las 13.23.40El Rey D. Juan Carlos autorizó a su hija Cristina el uso del Ducado de Palma. Se trata de esa suerte de titulos que pertenecen a la casa Real, que se suelen condeder en uso con caracter vitalicio y que a la Casa Real regresan. La revocación de ese uso es facultad del Rey y nada que objetar.

El asunto de los titulos nobilairios en España ha pasado por vicisitudes históricas, incluida su supresión, hasta que fueron restituidos por la Ley de Franco de 4 de Mayo de 1948 cuyo artículo primero dice: Se restablecen, en cuanto no se opongan a la presente Ley y Decretos que la complementen, las disposiciones vigentes hasta el catorce de abril de mil novecientos treinta y uno sobre concesión, rehabilitación y transmisión de Grandezas y Títulos del Reino, ejercitándose por el Jefe del Estado la gracia y prerrogativas a que aquéllas se refieren.

Dado que el orden sucesorio es automático, quiero decir, que se transmiten por herencia sin necesidad de acreditar ningun mérito adicional, es mas que posible que el que recibe el titulo tenga una conducta que en nada se ajuste a la teórica dignidad que supuestamente implica el ejercicio del mismo. Para estos casos el articulo quinto de esa ley dispuso:  Artículo quinto.

El Jefe del Estado podrá acordar la privación temporal o vitalicia de aquellas dignidades nobiliarias cuyos legítimos poseedores se hayan hecho personalmente indignos de ostentarlas. En este caso, la Grandeza o Título quedará vinculado en la familia con arreglo al orden de suceder establecido en las Leyes.

El mismo día 4 de Mayo de 1948 se aprueba un Decreto que desarrolla la Ley. A propósito del comportamiento indigno del poseedor del título el Decreto dispuso:

Artículo séptimo.

La privación temporal o vitalicia de dignidades, a que se refiere el artículo quinto de la Ley de cuatro de mayo de mil novecientos cuarenta y ocho, será acordada por el Jefe del Estado, a propuesta del Consejo de Ministros, previa formación del correspondiente expediente, que se iniciará de oficio por el Ministerio de Justicia, en el que habrá de ser oído el interesado, y podrán informar la Diputación de la Grandeza y el Consejo de Estado.

Cuando se decrete la privación vitalicia del Título, quedará éste vacante, efectuándose la transmisión, al ocurrir el fallecimiento del titular, con arreglo al orden de suceder establecido por el artículo cuarto de este Decreto.

La pregunta es doble: ¿Son conocidos los casos de personas con titulos nobilairios y comportamientos indignos?. Pues sí, los hay, y alguno, como comentaremos en su dia, realmente indigno e indignante. Pero, ¿cuantas revocaciones de titulos concoemos que se hayan acordado por el Rey? Yo no recuerdo ninguna. Es posible que las haya, pero yo no las recuerdo. En todo caso, muchos mas comportamientos indignos que revocaciones nobiliarias

Pues ya que el Rey ha quitado el titulo a su hermana, aunque parece que ésta conserva el tratamiento de Alteza Real, aunque tampoco lo sé con seguridad, ya que ha tomado esa decision, lo procedente será que se efectuara una limpieza de titulos nobilairios en España de personas indignas de ostentarlos. De este modo se estaría actuando sobre la institucion en general y no sólo sobre una persona en particular.

20 comentarios en “¿Cuantos títulos ha revocado el rey por comportamientos indignos de sus poseedores?

  1. La arbitrariedad basada en criterios subjetivos para la concesión de reconocimientos, desacredita a la institución que los concede. Crédito que no se restituye (aunque se intente), con la revocación arbitraria del título.

    Y no solo porque personas indignas con títulos nobiliarios sigan teniéndolos, que también, sino y muy especialmente, porque durante todo el proceso de la Infanta la Corona ha permanecido silente ante un fiscal que ejerce de abogado defensor bajo la jerarquía del Ministro de Justicia.

    Cuanto crédito hubiera ganado el Rey exigiendo un juicio para la Infanta igual al de cualquier procesado. En lugar de eso y tras el esperpento vivido a lo largo del último año entre Castro y Horrach, la revocación del título queda en mera anecdota que certifica una vez más el arbitrario funcionamiento de nuestras instituciones.

    • Y para continuar con el esperpento y el descrédito, la Vanguardia publica la carta manuscrita enviada por la Infanta al Rey, de cuatro folios fechados en 1 de junio, en la que indica «Ruego a S.M. que formalice mi renuncia».

      Mientras tanto, Zarzuela desmiente que la iniciativa corriera a cargo de la Infanta, atribuyéndose la decisión a la iniciativa el Rey.

      En cualquiera de los dos casos, fuera como fuere, cualquiera de las dos posibilidades es una muestra clara del afán por ganar crédito tras el descrédito sufrido. Por un lado una Infanta que quiere tramitir que lo la renuncian, sino que renuncia. Por otro lado un Rey que quiere transmitir que no le mandan, sino que manda.

      Y mientras tanto, la casa sin barrer. Un sistema judicial y unas instituciones capaces de moldear su funcionamiento en favor de intereses particulares de unos pocos.

      Ver para creer…

  2. Morgan
    en said:

    Pues tiene usted razón, muchos y muy varios casos se conocen de comportamientos indignos y efectivamente, nada se ha hecho, quizá porque pertenecen al anonimato general y se quedan en conocimientos de los pocos que los rodean.

    Pero en lo que se refiere a este caso en concreto, el caso de Cristina de Borbón, hija del rey emérito, por lo que no sé muy bien si sigue perteneciéndole el título de Infanta de España, ya que en este momento no es hija de Rey, sino hermana, no solo es de recibo quitarle el ducado de Palma, sino que es una medida que llega tarde, como todo.

    Mañana se relevara el gobierno del PP de por un gobierno progresista de izquierdas en como minimo en ocho alcaldías de Mallorca, toma el poder partidos que llevan mucho tiempo pidiendo la retirada del título otorgado a Cristina de Borbón, la Casa, sólo ha querido poner la tirita antes de que se abra la herida y ponga en entredicho a este Rey, además de que se aproxima el momento de que dicha señora se siente en el banquillo. Pienso que es una medida tardía y corta, que es mero maquillaje y no muy profesional, dicha señora debería haber renunciado ya a sus derechos dinásticos, y no solo eso, ya se le deberían haber quitado las prebendas de las que disfruta, no comprendo los privilegios de los que disfruta ella y su marido, una escolta que cuesta más de trescientos mil euros anuales, que en sus viajes tengan trato de altezas reales, que todos los españoles seamos quienes sufraguemos sus viajes de placer, que siga ejerciendo de infanta de España y él de consorte, es absurdo e indignante.

    Esta medida son puras migajas, pura distracción, para que los ciudadanos no vayan a la raíz y se queden a la sombra de las ramas, no interesa que nos preguntemos qué monarquía queremos, si la queremos, o si no la queremos. Para que no nos preguntemos otras muchas cuestiones de mayor calado.

    Si se me permite yo también quisiera dejar una pregunta en el aire, quien sanciona a un rey si tiene comportamientos indignos? O sirve el quitarse de en medio y seguir disfrutando de sus privilegios?

  3. Vivi Dora
    en said:

    Excelente comentario el de hoy.
    Al oír esta noticia me ha venido a la mente la Doctrina del fruto del árbol envenenado.
    Qué autoridad moral tiene una institución (impuesta) podrida de corrupción para decidir quién representa la honra y prez de este país.
    Que la revocación la hubiera firmado Don Juan Carlos ya hubiera sido la más fiel caricatura de esta España actual.

    “Así, todo árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que por su fruto lo conoceréis”.
    Mateo 7:17-20

  4. Un poco perdida ando yo con esto de los títulos, pero he visto que en España hay más de 2000 personas con títulos ¿! Y por lo que he leído ninguno ha realizado algo trascendente para la humanidad, es más, imagino que quienes sí que realizan labores humanitarias, lo último que harían sería aceptar un título decorativo o de petulancia.
    Con lo cual, sólo puedo decir que desde mi punto de vista sobran todos los títulos nobiliarios.

    En cuanto a que el rey ‘emérito’ no ha revocado ninguno de los títulos existentes por falta de ejemplaridad en el comportamiento de quienes lo poseen… bueno pues quizá sea normal porque, posiblemente, él tampoco haya cumplido al 100% con su obligatoria ejemplaridad.

    Claro que tampoco todos medimos con la misma vara las acciones ni consideramos de igual forma los comportamientos. Los valores, que en una misma cultura deberían ser los mismos para todos, a veces se trastocan según la educación, el estatus, las ganas…

  5. La Monarquia en la etapa final de D. Juan Carlos se encuentra bajo mínimos, y eso a pesar de la generosidad de los españoles para con la Institución y del reconocimiento a la labor de D. Juan Carlos en la primera parte de su reinado, hasta 1992, aproximadamente. Pero la mala imagen de la Monarquía es debido a actos de los componentes de la Familia Real. Eso tiene escaso debate. Y una institución como la Monarquia, que consagra el principio hereditario en la transmisión del poder, en pleno siglo XXI, que suena como al pasado, debe ser especialmente cuidadosa y objetivamente no lo ha sido. mas bien todo lo contrario. Este gesto es un gesto pero desde el plano de la imagen y valoración de fondo de la Monarquía no es demasiado importante.

    • «La mala imagen de la Monarquía es debido a actos de los componentes de la Familia Real».
      Discrepo.

      Es debido a la insistencia de los medios de comunicación aireando esos actos, no por los actos en sí.
      Actos que pudieran provocar una mala imagen ha habido siempre, para parar un tren. Y mucho peores de los que se han aireado.
      La diferencia es que en los últimos años, por alguna razón que desconocemos, a los massmedia les ha dado por airearlos y repetirlos ad-nauseam.

      Dejando a un lado simpatías y aversiones sobre la institución. Razonando fríamente…
      ¿Qué puede haber propiciado esa campaña mediática?

      El único poder real que tiene el Rey es el de poder de decisión rápida en situaciones de crisis, especialmente como jefe del ejército.

      Por ejemplo, imaginemos que el roce OTAN contra Rusia/China llegase a su punto álgido, en un escenario así todo se sucedería muy rápido.
      Una autoridad como el rey podría ordenar desconocer cualquier acuerdo con la OTAN en un escenario de ese tipo y sería completamente legal.
      En cambio en una república sería imposible actuar con la velocidad que exigiría un acontecimiento de esa envergadura.

      Suena poco verosímil, porque de esto no hablan ni cacarean los massmedia, igual que no hablan del escudo antimisiles de Rota, pero desafortunadamente no tiene nada de poco verosímil.

    • Y añado.

      Alguien podría alegar: Pues si es así, por qué no han aireado actos peores o por qué no han atacado directamente a la figura del Rey?.

      Precisamente el que se haya hecho de la forma que se ha hecho (atacando lateralmente) y con gran éxito a la hora de cambiar la opinión de las masas sobre la institución hace ver fácilmente que no se trata de algo azaroso sino perfectamente bien planificado.

      Si se hubiera atacado al Rey directamente con hechos peores… el sesgo cognitivo de las masas, tras décadas de los medios defendiendo la institución, habría descartado las noticias por inverosimiles o considerandolos ataques a la nación.

      Cuando Ruiz-Mateos sufrió en los 80 la injusticia que le hizo el gobierno «Bolivariano» español de aquella época… se dió cuenta de algo, según sus propias palabras «A los españoles no les gusta que se critique al Rey».

      La invulnerabilidad del rey no sólo era legal, también lo era social, no importaba lo que hiciera o lo que se aireara, no calaba en las masas, gracias a por cómo estaba defendido por los medios de comunicación.

      Y hablando de sesgos cognitivos, nadie se imagina una guerra en europa ahora, verdad?.
      ¿Entonces para qué hay 4 destructores AEGIS en Rota del escudo antimisiles europeo? Cuyo despliegue se ha completado recientemente.

      ¿Qué tendrá planificado EEUU para detener el auge del AIIB y el BRICS bank en la era del peak oil?. ¿Necesita EEUU a Europa occidental para algo más que para ser usados como carne de cañón y escudos humanos en una guerra contra Rusia y China?.

  6. Claudio
    en said:

    Al que hay que revocarlo es a él. Los Borbones han tenido que huir del país en dos ocasiones y Claudio espera que haya una tercera. Dicen que «no hay dos sin tres», pues, eso. ¿Quién sino el Rey es el exponente de los rasgos más nefastos del Sistema? Claudio alucina viendo a los españoles hablar de «democracia» y no decir ni «mu» de esa institución antidemocrática.

  7. Maoka78
    en said:

    Ya usted lo dijo cuando fué entrevistado en el rincón de pensar al rey Juan Carlos lo pusieron ahí para ser rey, no lo eligió el pueblo y así sus sucesores.
    Lo que haga Felipe ya es tarde y todo lo que haga está bien atado.

  8. Luis C.
    en said:

    Andaba yo un poco despistado con lo de que le había quitado el titulo a su hermana, mentalmente pensaba que era la hija. Esto de los cambios reales no los tengo todavía muy interiorizados.

    Dicho esto, la monarquía es algo por definición anacrónico, en su día me parecía relevante eso de los ‘reyes’, hoy día no le doy la menor importancia a un titulo, no me dice nada y creo que a muchos españoles tampoco. Y los actos oficiales con toda esa parafernalia lacayos incluidos lo veo como una película en blanco y negro que me cuesta entender.

    Si Felipe ha decidido quitarle el titulo a la hermana es básicamente para protegerlo de un posible juicio que quizás no pueda controlar como le gustaría, el titulo es lo relevante , no pueden mancillarlo en un tribunal. Lo que opinemos de ellos me parece que no pesa mucho en sus decisiones.

    La casa real ha perdido muchas oportunidades de hacer las cosas un poco mejor, terminarán fuera , creo que es cuestión de tiempo y que además es necesario definir de una vez por referéndum que queremos si monarquía o república y una vez aclarado continuar, para leer discursos vacios seguro que encontramos reemplazo.

  9. ¿Al marqués de Del Bosque le revocarán el título si sigue perdiendo y alineando a Casillas? ¿La grandeza de España de Esperanza Aguirre podría perderse a la próxima que decida montar una de espías?

    Ahora en serio.

    Bueno, en serio no estoy seguro de poder comentar sobre este asunto. ¿Por qué?: pues porque yo creo que no lo es.

    Para empezar, yo no diría que el rey haya revocado por comportamientos indignos, esa no es la verdad: ha revocado, porque han salido a la luz pública comportamientos indignos. El matiz es importante, porque el rey (entonces Juan Carlos) conocía perfectamente tales comportamientos desde mucho antes que ningún Juez los sospechara, y aunque parece que le hicieron menos gracia que un chiste sobre elefantes, entonces ni se le pasó por la cabeza revocar el título. No nos engañemos: tampoco a Felipe, en aquellas circunstancias, se le habría ocurrido. Lo que se sanciona, por tanto, no es el comportamiento indigno, eso jamás: se sanciona la pérdida de imagen, independientemente de cuál sea el comportamiento. Y esto no puede censurarse si admitimos que toda la realeza, y no sólo en España, ha devenido hoy en día un asunto de imagen, un ornato. No es extraño que los herederos de nuestro tiempo se sientan atraídos, cuando buscan pareja, por personas pertenecientes el mundo de los «famosos»: es su mundo. Felipe mismo conoció a la suya en una pantalla de televisión, y antes había querido emparejarse con una modelo. Esa es su verdadera sustancia, otra cosa es engañarnos. El título de Jefe de Estado, aplicado a un rey constitucional de hoy, significa menos que el de «Emperador de Romanos» en el siglo XVIII… que lo había, ¿eh?

    • Estoy absolutamente de acuerdo con su comentario, pero añado, mantener a los eméritos, a la amiga personal, a la familia al completo, cercanos y aledaños, a los reyes y todos ellos con todo el boato anacrónico pero costoso, los viajes a Catar, Londres, y cualquier parte del mundo donde se medie un business, las comisiones, los privilegios, etc., es una sangría que este país ni puede, ni se merece mantener. Cómo no va a estar cabreada como una mona la señora Cristina de Borbón, si lo único que ha hecho es seguir las pautas establecidas? Si uno de los partidos que mañana tomará posesión en Mallorca no hubiera amenazado con pedir públicamente cada semana la revocación del título de Duquesa de Palma, posiblemente ni se les hubiera ocurrido. Al final, cuestión de imagen.

      • Si acabamos en el asunto que siempre se acaba cuando se toca el tema de la realeza, que es en el cuestionamiento de la monarquía y de sus gastos, yo comentaría un par de cosas:

        Primero: no creo que la carga económica que supone la Corona resulte relevante para la economía española. Después de tragar lo que hemos tragado con los rescates bancarios, el tema deviene irrisorio.

        Segundo, y en sentido contrario: el hecho de cobrar a cambio de nada (o de nada relevante) es un mal ejemplo, y si este ejemplo se sitúa en el lugar más visible de las instituciones del Estado, supone una incitación a que toda la clase política se tome a chunga el dinero público… que es de hecho lo que hacen, tenga o no algo que ver esta causa. Yo creo que la propia casa real es consciente de este problema, e intenta asumir funciones en la medida de sus posibilidades, que no son muchas. Algunas de ellas:
        -De florero: inaugurar cosas, pronunciar discursos que les escriben, visitar damnificados… nada que en realidad alcance a justificar la institución.
        -De presión para defender intereses españoles. Aquí hay un gran engaño, quizás autoengaño. Al rey Juan Carlos le gustaba acompañarse en sus viajes al extranjero por empresarios españoles, para abogar por sus intereses. ¿Pero éstos eran intereses españoles, o intereses de unos escasísimos particulares que en nada repercutían al resto de la población? A veces, ni siquiera lo segundo: algunos de estos empresarios buscaban contactos en China para deslocalizar sus empresas, es decir, para llevarse allí las plantas de producción que tenían en España, con el consiguiente aumento del paro. En tales casos, el rey estaba trabajando en realidad contra los intereses de los españoles.
        -De mediación diplomática. Quizás, en los contados casos que funciona, el único servicio verdadero de la monarquía al Estado. Por su condición de rey, suele guardar buenas relaciones con algunos otros reyes que, debido a lo arcaico de sus instituciones políticas, sí juegan un papel relevante en su país. En tales casos, el rey de España tiene una notable capacidad para facilitar las cosas y para deshacer las torpezas de algún político nacional idiota. El caso típico es Marruecos.

      • Simplemente añadir a mi comentario, respecto de la defensa que hace el rey de intereses de empresarios españoles en el extranjero, que si lo que cuentan algunos es cierto, quizás me equivoco en clasificarlo como intento de hacer algo para favorecer al Estado que le paga, y sería sólo un intercambio de favores particulares, valiéndose para ello del ascendente que le da un cargo estatal. No quiero cargar a este blog con la responsabilidad de poner aquí un corto youtube que acabo de mirar sobre el asunto (aunque esté publicado en youtube, no dejaría de estar enlazado aquí), de modo que a quien le interese, que haga una búsqueda en youtube de la frase «el rey gabacho de todas las españas», y ahí tiene a lo que me refiero.

        En cuyo caso, Morgan tendrá toda la razón al señalar que Cristina no ha hecho sino «seguir las pautas establecidas».

  10. Carlos Rod-Hur
    en said:

    Lo normal cuando se crea una institución en España no es para que actúe en su propio prestigio, estimulando que sus propios miembros dignifiquen su pertenencia a ella actuando con decoro. Mas bien, la creación de una institución tienen como objetivo básico la defensa de sus miembros y la irremediable endogamia que ello acarrea.

    Ni siquiera la institución judicial tienen por objeto el gobierno de la justicia tratando de la observancia en el ejercicio de la profesión de jueces y magistrados ¿Que mayor delito puede cometer un juez sino la traición a la propia Constitución a la que tiene como función principal guardar y hacer guardar? Ello debería ser objeto de la mayor de las sanciones: Su inhabilitación profesional de por vida, pero en el caso del juez Santiago Vidal, el CGPJ lo inhabilita a 3 años para que una vez pasados estos siga en su función.

    ¿Que se puede esperar de tantas y tantas instituciones como la Diputación de la Grandeza donde deben estar nobles que han olvidado los valores por los que sus antepasados recibieron el honor de esos titulos? ¿Acaso el Conde de Godó que un día es independentista y otro también? ¿O algún que otro Duque condenado por abuso de menores merece seguir con tal distinción?

    Hoy, la mayoría de estos titulos están en manos de lechuguinos, estirados y frivolos de tres al cuarto que los usan para ganarse la invitación a una caceria, a una fiesta o algún anuncio de baldosas, vinos o ropas y complementos. Pero seguro que no ves a ninguno alistándose en el ejercito para tirarse unos años defendiendo a la patria.

    Es una pena que la mayoría de esta fauna no haya heredado el ADN de las trincheras por ambos bandos y si el ADN de la retaguardia, los despachos y los lameculos ¿Como si no van a seguir en la brecha?

    A los verdaderos héroes no los conoce ni el Rey, y no siempre se curten en las guerras ni en los despachos, ni en las alturas políticas y económicas. A veces, muchas veces, están en la calle, en sus trabajos, aguantando como los exprimen a impuestos un Estado que tiene que dar de comer a una vasta red clientelar de burócratas y políticos inservibles que son los que habitualmente se cuelgan la medalla con el sudor del español anónimo al que le caen todos los palos y el que sostiene a esta banda. Eso si que es merecedor de titulos y condecoraciones. Ni una guerra es tan cruel como aguantar lo que tenemos que aguantar los ciudadanos.

    • bttberttice
      en said:

      «A los verdaderos héroes no los conoce ni el Rey, y no siempre se curten en las guerras ni en los despachos, ni en las alturas políticas y económicas. A veces, muchas veces, están en la calle, en sus trabajos, aguantando como los exprimen a impuestos un Estado que tiene que dar de comer a una vasta red clientelar de burócratas y políticos inservibles que son los que habitualmente se cuelgan la medalla con el sudor del español anónimo al que le caen todos los palos y el que sostiene a esta banda. Eso si que es merecedor de titulos y condecoraciones. Ni una guerra es tan cruel como aguantar lo que tenemos que aguantar los ciudadanos.» Buen párrafo!!.. esto es poesía de fondo Carlos.

  11. Edelweiss7
    en said:

    Buenos días
    Gracias por compartirlo. Es interesante el artículo, la verdad es que hay frases que te hacen reflexionar «Dado que el orden sucesorio es automático, quiero decir, que se transmiten por herencia sin necesidad de acreditar ningun mérito adicional» Teniendo en cuenta el contexto en el que nos hayamos nuestro siglo actual.
    Saludos

  12. druizgar
    en said:

    Buenas noches, un rey de España hoy no puede hacer otra cosa que obedecer al poder político, simplemente porque ha sido nombrado por él. Para cambiar esta realidad debería reinar una persona con cualidades muy distintas a las de Felipe o su padre, por supuesto mejores, y aún así, tendría una ardua tarea por delante puesto que el Poder tiene una fuerza tremendamente eficaz para que se cumplan sus designios. Felipe empezó mal, ya con un discurso de investidura vacío de contenido, pero repleto de concesiones, sobre todo a los separatistas. Prosiguió peor, con un vacuo mensaje navideño reclamando diálogo entre los políticos, típica patada hacia adelante de alguien que no quiere o no puede hacer nada. Y durante su primer año de reinado se puede decir que no ha hecho prácticamente nada de provecho para los españoles, aunque es cierto que la imágen dada es mejor que la de su padre; tampoco era muy difícil. La quita del título a su hermana es un simple golpe de efecto para fortalecer su figura, sobre todo tras la polémica con los pitos al himno de España, en los que a muchos nos hubiera gustado ver un gesto contundente. Además seguramente la infanta hubiera renunciado de motu propio al título tarde o temprano, probablemente ya lo había hecho. Reclamar que Felipe desposea a todos los indeseables de sus títulos es como pedir a Felipe González que no se haga publicidad en Venezuela. En fin, pocos mimbres le veo a Felipe para enderezar el rumbo de nada, esperemos que por lo menos se comporte.
    Un saludo.

Deja un comentario