El BCE quiere estar en los consejos de los «bancos privados». El Sistema girando sobre sí mismo

Captura de pantalla 2015-05-05 a las 6.36.07Hace bien el Banco central Europeo en preocuparse del funcionamiento de los llamados bancos privados. Por cierto, que igualmente haríamos bien los ciudadanos de preocuparnos del funcionamiento del propio BCE, porque su capacidad de alterar las bases monetarias de nuestras economías del euro ha quedado refrendada con esa política que llaman de “QE”.

La preocupación le lleva a una idea novedosa: que representantes suyos tengan presencia en los consejos de administración de los —así llamados— bancos privados. Como digo, es extremadamente novedosa y como era de esperar ha sido acogida con cautela y sordina. La respuesta que se vislumbra es la siguiente: oiga, los bancos son  entidades privadas, sus consejos de administración se designan por las juntas de accionistas, así que no es procedente que una entidad pública tenga presencia en ellos. Si ustedes quieren vigilar nos parece muy bien. Pero desde fuera, no desde dentro del corazón de las entidades. Eso sería una forma de nacionalización encubierta

La premisa de partida de esta posición contraria es mas que discutible. Los bancos privados ejercen una función capital: el suministro del crédito a una economía. Eso tiene todo el caracter de una función que debe ser controlada precisamente por su capacidad de crear dinero, cosa que no todos entienden. En segundo lugar, los bancos manejan no solo su capital sino fundamentalmente los depósitos, es decir, el dinero de la comunidad. En tercer lugar, la libertad de circulación de capitales puede provocar que el dinero de una comunidad sea utilizado de una manera ajena a esa finalidad originaria de financiar proyectos creadores de riqueza para esa comunidad que suministra los fondos vía depósitos. En cuarto lugar la experiencia demuestra que las pérdidas de los grandes bancos son soportadas por la comunidad en un proceso de socialización de las pérdidas y privatización de los beneficios. Y para concluir, que las pérdidas de los bancos derivadas de actividades de especulación feroz se traducen en la imposibilidad de esos bancos —al perder sus fondos— de financiar actividades productivas en el seno de la economía real.

No pretendo ahora un curso completo de banca pero sí poner de manifiesto que la caracterización de las grandes entidades financieras como entidades auténticamente privadas ni es correcta, conforme conocemos su funcionamiento real, ni se ajusta a la aparición del inversionista frente al accionista tradicional, ni se soporta en la importancia de su misión y en los modos concretos de su actuación. Si son demasiado grandes para caer, si hay que financiar sus pérdidas con cargo al dinero de los contribuyentes, eso excluye su caracterización como entidades auténtica y puramente privadas

Entonces no es ilógico que el BCE pretenda una representación en sus consejos de administración. Pero ¿qué es el BCE? De nuevo el Sistema girando sobre sí mismo. Por ejemplo, el presidente del BCE fue presidente un gran banco: Goldman Sachs.  Y ese banco recibió una cantidad ingente de fondos del Tesoro americano a consecuencia de sus pérdidas. Así que es todo lo mismo. No es el camino.

Hay que potenciar a la sociedad civil. La importancia de los grandes bancos reclama que se ejerza esa supervisión. Pero no por el BCE sino por las estructuras de la propia sociedad civil que sería —es, sin duda— la afectada. La cuestión es : ¿y eso cómo se hace? ¿De qué estructuras hablamos? ¿Quiénes serían esos representantes de la sociedad civil?¿Cuáles serían sus misiones? ¿Cómo se designarían? En fin, un cúmulo de cuestiones que demuestran lo terriblemente atrasados que nos encontramos en el proceso de construir una sociedad que sea responsable de su destino. Por eso lo delegamos en manos de otros que se han convertido en dueños de nuestras voluntades, y así nos va. Y encima no sabemos como salir de esta situación porque carecemos de los lugares de reflexión colectiva. Tal vez carezcamos no sólo de los lugares sino incluso de la voluntad de reflexionar para tratar de ser mayores de edad.

8 comentarios en “El BCE quiere estar en los consejos de los «bancos privados». El Sistema girando sobre sí mismo

  1. bttberttice
    en said:

    Porqué es obligatorio que nos pasen la nómina por el banco?… Porqué no podemos pagar nuestros recibos en mano?… Porqué no podemos realizar exportaciones contra reembolso?…. Porqué no crear un sistema alternativo,,, la banca no tiene competencia, lo tienen claro, es el control del dinero, que se hace con él, como se gasta, como se invierte….en base a esto todos los bancos del signo que sean crean alianzas, si esto es liberalismo, neoliberalismo económico o lo que sea, que venga Dios y lo vea, el Dios que sea me da igual…..

  2. Carlos Rod-Hur
    en said:

    La sociedad civil no existe, está anestesiada o simplemente muerta. De ahí que, cada día nos gobiernen poderes nada legitimados. Cuando un gobernante no es elegido democráticamente le llamamos tirano o dictador, cuando el juez que nos juzga no tiene legitimidad democrática es lo mismo, cuando el Banco que nos impone las reglas de como debemos utilizar nuestro dinero, el limite que debemos llevar encima, el origen de nuestros ingresos etc…tres cuartos de lo mismo. El ciudadano ha pasado de esa categoría a la de ni siquiera súbdito, ahora es un número, está cosificado. Mandan los poderes económicos porque el poder político es un pelele en manos de los mercados. Tenemos un problema con el timo ideológico de izquierdas y derechas, los primeros con su infantilismo son partidarios del gasto y el endeudamiento pero contrarios a los mercados, cuando la ecuación resultante es que, a mayor endeudamiento mas poder le das a los mercados; los segundos con su paternalismo que es una especie de tutela gubernamental sobre los ciudadanos como si fuéramos menores de edad, nos dicen como tenemos que vivir. Es decir, jodiéndonos a impuestos para salvar a las Cajas saqueadas por ellos y enviando al 7º de caballería a echar a mazazos de sus casas a mujeres, niños y ancianos.

    Como dijo Edmund Burke en 1790: «La época de la caballería ha terminado y a ella ha sucedido la de los sofistas, economistas y calculadores. La gloria de Europa se ha extinguido para siempre».

    Y yo en 2015 digo: Viva la caballería.

    A ver si alguien me presta un caballo y me lanzo contra Bankia, lanza en mano, al igual que Don Quijote con los molinos y acabamos con esta tiranía en la sombra.

    El mayor peligro para la democracia es la domesticación de los ciudadanos, el que la gente crea que puede pensar lo que quiera pero que a través de los medios de comunicación acabe imponiéndose un pensamiento igual.

    La primacía de la economía es contraria a la democracia, donde prima el mercado no hay democracia

  3. Esther Ibanez
    en said:

    Potenciar y dar voz a la sociedad civil es imprescindible para funcionar como una auténtica democracia. Pero es necesario que esa supuesta estructura que precisa ser creada cuente con mecanismos para incidir en las decisiones políticas y económicas fundamentales. No se puede vehiculizar simplemente con un voto cada cuatro años a uno de los dos partidos que tienen posibilidades de gobernar. Con la Constitución actual la sociedad civil no puede plantearse ser responsable de su destino. Para empezar a jugar necesitamos cambiar las reglas del juego y por eso me preocupa no escuchar el planteamiento de la reforma constitucional como prioridad urgente. Ese es mi sueño y me gustaría que todos los esfuerzos de la sociedad civil en estos delicados momentos, fueran dirigidos a crear unas reglas de juego donde nos fuera permitido participar. Para ello sería necesario un partido con posibilidades de gobernar con mayoría absoluta dispuesto a plantear seriamente una nueva Constitución que contemplase la participación de estructuras de la sociedad civil para controlar el poder político en todos los ámbitos. No parece que algo así vaya a producirse en un plazo razonable de tiempo en nuestro país, no obstante me conformaría con que se llevara a cabo con éxito en cualquier otro país de la CE ya que daría pie al fenómeno contagio.

  4. KHAN85
    en said:

    Esto me recuerda un poco a la retórica comunista, de cambiar la palabra con la que se designa al mismo concepto. Y una rosa con diferente nombre no tiene mejor aroma.

    ¿Qué es el poder? ¿Y qué es la sociedad civil? ¿El poder no está formado por seres humanos? Sí. ¿La sociedad civil no está formada por humanos? Sí. Si la sociedad civil tuviera representantes con poder para hacer valer su voluntad… ¿Qué hace pensar que esos representantes no actuarían de la misma forma que los que forman el poder actual? Si es el poder en sí lo que hace diferente a ese grupo de humanos, da igual de donde los extraigas. Dale a un grupo de personas de la sociedad civil el poder de Goldman Sachs, y tendrás Goldman Sachs 2, no representates de la voluntad de la sociedad civil.

  5. druizgar
    en said:

    Buenas tardes, me parece que el hecho de que haya un representante del BCE en los Consejos de los bancos privados es una redundancia, porque todos sabemos que antes el Banco de España y ahora el BCE dominan no sólo la política monetaria de las zonas sino las actividades de todos las entidades bancarias. El problema de los bancos es que están extremadamente regulados y a la vez extraordinariamente privilegiados, mientras no se eliminen ambas cosas el Sistema estará viciado.

    Un saludo.

Deja un comentario