El Corpus: ¿fervor católico o espectáculo popular?

corpus 9 _1030344 corpus 95 corpus 33 _1030340 _1030351 corpus 105 corpus 129 corpus 46 corpus 21

Mi primer destino como abogado del Estado fue Toledo. Allí llegué concluida la oposición en un mes de Junio, creo recordar. Contaba entonces 24 años. Allí vivi durante algo mas de un año hasta que me destinaron a Madrid. Fue una época fascinante en muchos aspectos. Toledo es una ciudad que encierra un caudal de información en sí misma tan poderoso que impresiona. Claro que hay que saber descubrirlo. Mi amigo Jose Ignacio Carmoma está realizando una labor algo mas que encomiable en el descubrimiento de lo judío en la llamada ciudad imperial. Toledo es pieza capital en la historia de España. Dicen que Carlos V pronunció esta frase: si quieres engrandecer tus reinos pon la capital en Toledo; si quieres perderlos, sitúala en Madrid. No sé si es cierta la frase o pertenece a una suerte de leyenda  urbana o tiene rigor histórico

Lo cierto es que ayer me impresionó la procesión del Corpus. Ante todo por el efecto masa, la cantidad increíble de gente que asistió . Cierto que al ser fiesta en Madrid se facilita el número de visitantes, pero en todo caso impacta. Ocupé un lugar verdaderamente privilegiado para observar con detalle desde una balconada situada de tal manera que casi podías tocar con las manos estandartes e imaginería. Pero no paraba de preguntarme: ¿qué es esto, un acto de fervor católico o un espectáculo de luz, color, sonido y algo de vanidades? 

Pues posiblemente de todo exista en ese día en las calles de Toledo. Oficialmente se trata de un acto católico, de rito católico, de sustancia católica, de órdenes afiliadas al rito católico. Pero, ¿todos los asistentes, incluso todos los participantes profesan verdadero fervor católico?. Estoy seguro de que no. Algunos sí, por supuesto. Muchos, desde luego no. Y es que guste o disguste la forma es parte decisiva del rito, pero quedarse en esa forma es perder la sustancia de fondo. Es inevitable la dimensión de espectáculo. Si no existiera no tendríamos la asistencia que contemplamos. Y eso provoca que por encima de su dimensión religiosa pura se trata de un acto de valor cultural. Por ello empeñarse desde el laicismos radicales  en suprimir este tipo de eventos es un error de concepto. Se trata de tradiciones que superan la dimensión estrictamente católica para incardinarse en una cultura de sabor popular. ¿Perjudicial? No veo por qué. No me lo parece. La maduración de las gentes provoca que poco a poco se dimensionen las cosas de modo correcto. Dejemos a los que sienten fervor religioso que lo manifiesten y lo vivan a su manera, y permitamos que las tradiciones que forman parte de nuestra cultura sobrevivan a extremismos radicales de cualquier porte. Otra cosa es que cuando lo religioso se desvanece en lo cultural acaba perdiendo su sustancia. Alguien dijo que el catolicismo tiene que recuperar su dimisión mística porque de otro modo desaparecerá. Es posible, pero en todo caso eso es harina de costal diferente

44 comentarios en “El Corpus: ¿fervor católico o espectáculo popular?

  1. Maoka78
    en said:

    Hoy día todo o casi todo se hace por interés, cierto es que España es católica desde siglos pero yo no comparto esta idea. La Iglesia los que la gobiernan tienen mucho mucho dinero y muchas oscuridades. Seguro que seguirá habiendo fieles de corazón y de amor. Pero hoy día todo es populismo y dinero y dinero…. ya casi nada es por amor

  2. KHAN85
    en said:

    Yo diría que es las dos cosas. Según el asistente.
    De forma parecida a cuando se ve una película.. al contemplar la misma película no existe una sola película, sino una diferente por cada espectador, cada tipo de espectador se fija en unos detalles de la película y sólo recuerda esos detalles después, el resto es como si no existiera para él. De forma que ante el mismo producto cultural tienes una interpretación completamente diferente de una persona a otra.

    El hecho de que se produzca un acto religioso con asistencia masiva sirve para que incluso los no creyentes vean que la religión tiene cierta importancia.

    Además hay que tener en cuenta que las creencias religiosas no siempre es algo binario, no es si o no. Hay gente que duda… que no lo tiene claro, pero que piensa que algo hay. Mejor algo que nada.

    Si estuvieran prohibidos los actos religiosos públicos o si no se realizaran, o no tuvieran asistencia alguna, la religión se vería como una suerte de extravagancia por los no creyentes o los creyentes dudosos.

    Del mismo modo, cuando se hace una exhibición pública masiva de cualquier otra idea (cabalgatas, manifestaciones, etc…) se da cierta legitimidad oficial a esa idea. La idea subliminal que queda ante el espectador (aunque sea un espectador fugaz) es… “Esto debe tener cierta legitimidad, porque si no la tuviera no existiría o no se permitiría este acto público”.

  3. Claudio
    en said:

    ¿Qué importancia tiene la llamada “piedad popular”? Pues, la que le queramos dar. A Claudio, dicha fórmula folclórica de pietismo (procesiones, peregrinaciones y saraos varios con nombre de romería) no le da ni frío ni calor. Si bien, les reconoce ser una importante forma de inculturación de la fe, que sería buena en tanto en cuanto fuese estríctamente eclesial (eclesia: clerecía + creyentes de verdad “de la buena”), condujese a Cristo -que quizá se llegue a Él por otros caminos distintos-, y no fueran procesionadas, peregrinadas ni encabezadas por políticastros de la corporación municipal, provincial o autonómica de turno, ni nutridas por tontos peregrinos solemnes, impúdicas manolas con la falda por encima de la rodilla, o por romeros con una tajada como un piano (véanse las romerías, y el mismo Rocío: con un consumo de cocaína y otras sustancias estupefacientes de no te menees).

  4. Luis C.
    en said:

    Hace tiempo que en este tipo de fiestas masivas se fusionaron los motivos de asistencia, y eso unido a la peculiar forma española de vivir la religión hace de ello un fenómeno mas bien social. Personalmente creo que el fervor religioso es algo que se da en contadísimas personas ,en el resto me temo que es es un batiburrillo de sentimientos y sensaciones mas humanos.

    No obstante merecería la pena comentar cuales deben son las reglas de respeto adecuadas entre una religión y una sociedad civil libre. Salvados hoy día la predominancia de una religión concreta y conviviendo a nivel europeo con otras, algunas con cierta fuerza , cabe preguntarnos donde están los limites de cada grupo social.

    Parto de la base de que la libertad de credo es un requisito indispensable en una sociedad , pero claro, si el credo de otro ataca directamente a libertades civiles que nos han costado muchos años / muertes conquistar, ¿ que hacemos?. Es evidente que se produce un conflicto claro de intereses y pienso además que deben prevalecer primero los preceptos civiles, lo contrario supondría una involución importante en nuestra sociedad. Pero claro, en este mundo con tanto miedo a ser incorrecto, quizás terminemos volviendo a la edad media….

    Y como comentario personal : ‘ pal Corpus a Graná’.

    • KHAN85
      en said:

      La solución al problema que plantea usted es bien fácil si introdujéramos una variable en el planteamiento del problema, una variable indispensable en cualquier análisis que afecte al carácter nacional: La variable histórica.
      Al igual que con los problemas independentistas, la solución idónea aparece con fuerza cuando se introduce esa variable.

      Si en lugar de tratar a la sociedad como algo que nació ayer, lo tratamos como lo que es, como el resultado de un acervo histórico, el problema se vuelve de pronto mucho más sencillo de resolver.

      La religión católica no puede estar nunca al mismo nivel que otras religiones en España, porque históricamente no lo estuvo.
      Un fiel musulmán merece respeto y libertad para practicar su religión, pero su religión no está al mismo nivel que la católica en este país, igual que la posición de la religión católica nunca puede estar al mismo nivel que la religión islámica en su país de origen.
      O por resumirlo de forma breve, en mi opinión las manifestaciones públicas religiosas de este tipo en España sólo deberían estar permitidas a la religión católica y no es injusto que así sea teniendo en cuenta la historia completa de este país.

      Y como curiosidad, y añadir algún elemento al debate, recordemos que la religión islámica cree en el mismo Dios que la cristiana, en el Dios de Abraham, además de que reconocen a Jesús como “Mesías” (el “ungido”), hijo de José y Maria (así está escrito en el Corán). Detalles que son extraña y ampliamente desconocidos entre los creyentes cristianos. Todos saben que judíos y cristianos creemos en el mismo Dios, pero pocos saben que cristianos y musulmanes creen en el mismo Dios además de tener en común la creencia en Jesús como Mesías.

      • Luis C.
        en said:

        Estamos de acuerdo, eso es importante. Recuerdo el referendum en Suiza hace algunos años contra la posibilidad de construir minaretes. Se prohibieron y no ha pasado nada , supongo que los vecinos de los ‘Gemeinden’ no querrían ver sus pueblos con unas torres tan características y tan poco habituales en esas tierras.

        Pero al margen de esa variable histórica queda la cuestión de las libertades. ¿Debemos permitir que una religión , o alguno de sus preceptos vayan contra alguna de nuestras libertades? . ¿Donde hay que poner el límite?. Por que me temo que estos conflictos ocurren en todas ellas incluida la cristiana. Otra cuestión es que en España vivamos la cristiandad como la vivimos , ignorando lo que no nos gusta. Pero eso no resuelve la cuestión de fondo.

        • Donpery
          en said:

          Disculpa, el referendum era si construir mas mineeretes. Ya tienen unos cuantos. Alli si que existe la libertad de religion y no se mantiene con dinero del estado. Catilicos pagan a su iglesia, Protestantes pagan a su iglesia. Aqui, parte de mis impuestos van a la iglesia catolica sea o no sea yo catolico. Si aqui cada manteniese su iglesia, ya veriamos cuantos fieles quedarian. Saludos

          • Luis C.
            en said:

            Exacto. En Suiza hay libertad de credo, hay mezquitas y algunas de ellas ya tienen los minaretes, lo que no quieren es que construyan mas minaretes , mezquitas siguen construyendo. Por otro lado los suizos pagan un cierto impuesto a la iglesia pero solo si se declaran practicantes de ella. En caso contrario no pagan dicho impuesto.

            En España me temo que como bien dices pagamos dinero a la iglesia queramos o no queramos y eso es algo que se debería resolver. Siempre sale la justificación de que la labor de la iglesia es buena per se. En mi opinión no entiendo porque una actividad religiosa debe tener ventajas sobre una actividad personal o profesional. Y lo mismo aplicaría a las ONG y otras variedades por supuesto.

  5. Miguel
    en said:

    Yo creo que parte es religion y parte fiesta, aunque lo logico seria pensar que la gente que va a disfrutar si bien no son creyentes tampoco deberian ser anticatolicos eso diria el sentido comun, porque sino no siendo minimamente coherentes no se que hacen ahi.
    Ahora el tema de la coherencia ya es para otro comentario.

  6. Soy de aquellos que asiste, con cierta asiduidad, a los actos u oficios religiosos. No por un credo exacerbado. No por una fe desmedida. Simplemente, por pura integración con mi comunidad cristiana.
    Tal vez haya influido, notablemente, mi educación primaria, en un centro de corte vocacional y eclesiástico. La verdad, es que no me resulta difícil -(con)-vivir la tradición, el sentimiento religioso o el mero paganismo.

    Vivímos tiempos complicados para aquellos que se manifiestan creyentes, ora sean practicantes ora circunstanciales. Tiempos de desafección tanto religiosa como política o institucional. No sé si por un agnosticismo latente o por una falta de vinculación mutua entre la sociedad y la Iglesia.
    Entre tanto descreimiento, existe, por contra, una mayor participación en las tradiciones. Ya sea por vinculación con la zona o por un impúdico exhibicionismo social.

    El Corpus de Toledo, la Semana Santa de Sevilla, o el Miserere de Zamora, etc… son claros ejemplos, donde se mezclan -simbiótica y simbólicamente- el fervor religioso con el paganismo “in situ”. Quizás sí, -se hace necesario- debemos reseñar que tanto estos lugares así como en otros, diseminados por la basta geografía de nuestro país, existe un enorme RESPETO hacia estas manifestaciones, ya sean de corte religioso, de carácter lúdico o con espíritu folclórico.

    No caigamos pues, en el absurdo fariseísmo, cuando presenciemos este tipo de manifestaciones populares. Dediquémosle un profundo y meditado silencio. Por todos aquellos que son creyentes, apóstatas , incrédulos o meros transeúntes en la procesión de… la Vida.

    “La forma verdadera de rezar es sin interlocutor, sin palabras, en silencio”
    -Cosas del Camino-

  7. Argentarius
    en said:

    Del “Saluda ” del alcalde de Toledo , E. García-Page, en el programa de fiestas de este Corpus :

    ” La celebración del Corpus Christi es un gran homenaje que la ciudad de Toledo se da cada año a sí misma, a los toledanos y a las tradiciones….” ¿Parece claro, verdad? Ni asomo de referencia a que el homenaje en teoría es para el Cuerpo de Cristo – eso es lo que dice el latín -. O sea, fiesta casi carente de significado religioso. Muchos y muchas van sólo para lucir sus personas, para ser vistos, aunque por dentro y por fuera haga muchos años que nada tienen que ver con Cristo ni su Iglesia…Así somos.

    De cualquier manera, es signo de respeto mutuo. De respeto a la libertad religiosa, lo cual no es poco, ni mucho menos, dada nuestra Historia reciente.Ojalá se mantenga y aumente este espíritu de respeto mutuo a todas las creencias.

  8. El ser humano es gregario por naturaleza, tanto para lo bueno como para lo malo. Los que somos solitarios no entendemos esa necesidad de incorporarse a ninguna grex o rebaño. Yo nunca voy a creer porque mi vecino lo haga también ni a descreer porque él lo haga. Pero puestos a ver las estupideces por las que hoy en día se congregan los hombres, tampoco puedo ver mucho de malo en que algunos se reunan para cantar, bailar o procesar sobre Dios. Allá aquel que lo haga con malas intenciones!!!

  9. Antonieta
    en said:

    Sin duda son nuestras tradiciones que hay que conservarlas.
    He leído por aquí que son fiestas carentes de significado religioso. No, no nos confundamos. Hay que diferenciar a los observadores de los participantes. Y estos últimos son católicos que viven con fervor y espiritualidad este acto como verdaderos creyentes y practicantes. Es fácil decir “soy católico no practicante”, pues aquí es donde se diferencia el que siente la fe católica del que no.

  10. Imagino que estando presente es la mejor manera de observar qué sentimientos traslucen las personas en una fiesta en la que sin duda se mezclan la cultura, la religiosidad y el interés turístico.

    En muchos pueblos se han recuperado fiestas católicas en pos, por parte de los ayuntamientos, de captar turistas y no es una mala táctica puesto que tienen contentos a los creyentes (quizá no tanto a los más herméticos en cuanto a la religiosidad), a los que les gusta vivir las tradiciones y defienden así su cultura y a los turistas que vacacionan de forma más entretenida.

    En cuanto a la iglesia imagino que su intención es “captar” de nuevo a los fieles perdidos en el camino. Camino tortuoso que ella misma ha ido abonando a golpe de poner muchas ganas por hacerlo cada día peor y no es peor porque hayan ido degenerando, sino porque no se han molestado en corregir los errores que llevan perpetuados en su ADN desde, prácticamente, su inicio.

    Personalmente, creo que la iglesia y sus celebraciones están tan alejados de ¿Dios? que va a resultar que nada tienen que ver los unos con el Otro.

    Lo más curioso es que no tener o no seguir a ninguna religión no tiene, absolutamente, nada que ver con el creer en Algo. Igual de indiferente es que creamos o no para que exista o deje de existir ese Algo.

  11. Morgan
    en said:

    Si aceptáramos la posibilidad de que la religión cristiana, pudiera tener sus origines en los usos y ritos paganos, y que a través de los tiempos, esos ritos lentamente se cristianizan por la necesidad de unificar iglesias y hacerse con la supremacía consiguiendo que los pueblos se acerquen a Cristo y a su evangelio, aunque permitiendo que esos pueblos mantuvieran la esencia más pura de sus ancestros, a través de manifestaciones en sus cultos, su cultura, consiguiendo que esa paganidad perviva en una amalgama de sentimientos creencias, ritos, ceremonias, fiestas y misticismos que podrían justificar que muchas veces no se entienda, lo que es tan sencillo de entender, fiestas como las Cruces de Mayo, llenas de olores, flores, colores, vida y risas, el Corpus, la Semana Santa y tantas de cada pueblo de este país. Son fiestas donde se mezcla sin pudor ni rubor, el misticismo, el paganismo, la religión, la fiesta y la alegría.

    Recientemente, he podido disfrutar del placer de moverme a mi antojo por entre unas excavaciones, se trata de la restauración completa de una iglesia cristiana, que a su vez fue construida sobre una iglesia pagana, judía, obviamente, con el ánimo de que no quedara rastro del origen del sagrado lugar, pero miraras dónde miraras, descubrías lo que los cristianos se habían empeñado en tapar, el jefe de excavaciones, excavación subvencionada por presupuestos oficiales, se empeñaba en justificar el origen cristiano de lo que era a todas luces, por los símbolos, clarísimos, por sus policromías, por la orientación, por sus puertas colocadas en la intersecciones precisas, una iglesia pagana.

    La Iglesia Católica lleva siglos negando su origen pagano a través de complicadísimas teologías y secretismos, negando la mayor, cuando muchas de las prácticas que todos consideramos católicas, ni tan siquiera tienen que ver con la sagrada palabra de la biblia. No hay más que pasearse por las iglesias de cualquier pueblo y buscar los símbolos, siempre se encuentran.

    Fervor católico o espectáculo? Yo diría que Catolicismo y Paganismo.

    • Pero el Corpus tiene un origen medieval, comenzó a celebrarse en los claustros de los templos, y sólo después pasó al exterior con procesiones callejeras. No hay constamcia de ritos paganos precedentes, como sí serían las saturnales en el caso de las Navidades, de manera que en este caso el proceso parece funcionar al revés: una fiesta de origen cristiano, que con el tiempo hasta cierto punto se paganiza,

      • Luis C.
        en said:

        Supongo que en todas partes cuecen habas. Aunque pienso que es mas por ‘querencia al poder’, cuando llega la iglesia a un sitio nuevo y ve que los poderosos hacen el ritual ‘x’, se adaptan a el y lo hacen suyo por ganarse su favor. Cuando posteriormente la iglesia , ya con cierto poder genera sus propios rituales ‘y’ los poderosos civiles hacen lo propio para fortalecerse ante los temerosos ciudadanos. Una relación simbiótica pura y dura.

  12. bttberttice
    en said:

    No dedico mucho tiempo a analizar estas celebraciones aunque me gustan estéticamente y en una ciudad como Toledo mucho más, en general las considero necesarias como recordatorio, y las iglesias en las ciudades las visito cuando están vacías, la espiritualidad en grupo la considero difícil porque condicionan mucho los juicios y es dificil neutralizarlos…
    A lo que sí dedico mucho tiempo para analizar es temas como este del enlace, sobre todo si se relaciona ciencia y lo que está por saber. En este enlace hay un relato muy bonito de la experiencia personal de una psiquiátra que demuestra que existe más allá y mas acá….
    http://www.guioteca.com/fenomenos-paranormales/elizabeth-kubler-ross-la-connotada-cientifica-que-confirmo-que-si-existe-el-mas-alla/

    • Luis C.
      en said:

      Aquí ya entramos en el terreno de la psicología transpersonal con la que hemos de ser igualmente críticos. El cerebro humano es complejo y el hecho de que algunas de nuestras experiencias sean inexplicables en base a nuestros conocimientos tampoco demuestra que haya un plano paralelo de ‘espiritualidad pura’.

      • Esther Ibanez
        en said:

        Tengo la sensación que nuestros conocimientos actuales no nos están sirviendo para una mejor convivencia entre los humanos. Mucho desarrollo tecnológico pero poca evolución de conciencia en el transcurso de la historia. Actualmente están fracasando todos los modelos. ¿Por qué? Quizás por la supremacía del conocimiento racional sobre otras fuentes de conocimiento. Estamos acostumbrados a abolir fuertes intuiciones o a no atrevernos a interpretar ciertas experiencias por carecer estas de la suficiente sustancia material como para que puedan ser demostradas mediantes procesos racionales, como por ejemplo el método científico. Ignoramos una y otra vez la insistencia de nuestras percepciones e intuiciones y delegamos la asignación de “verdades” a terceras personas. Creo que nos hemos convertido en prisioneros del conocimiento racional, de hecho, yo fui una gran prisionera en su día. Ahora me encuentro en tercer grado penitenciario a la espera de la libertad condicional.

        • Luis C.
          en said:

          Coincido en parte Esther.

          La libertad nace de nuestra capacidad de autocrítica, si no nos cuestionamos a nosotros mismos y no cuestionamos al mundo el conocimiento humano no avanza. No creo que hoy día estemos prisioneros de nuestro propio raciocinio, simplemente estamos por lo general mejor entrenados y probablemente seamos mas libres de pensamiento. Hace algunos siglos hubiéramos tenido algún problemilla solo por comentar este tema. Hoy día podemos plantear diferentes alternativas con cierta seriedad.

          En cualquier caso en mi particular opinión creo que ‘habelas hainas’, digamos que he vivido situaciones que no soy capaz de explicar , eso me llevó en su día a interesarme por este tipo de temas. Pero claro queramos o no esas experiencias son interpretadas bajo nuestra propia subjetividad dando lugar a misticimos, abduciones o expedientes X según sean nuestras creencias. Luego al final solo tenemos una constancia de ‘las cosas raras que ocurren’ pero no tenemos un conocimiento completo de las mismas. Supongo que esto es precisamente la gracia del tema y posiblemente el origen de las distintas religiones.

          http://www.laverdad.es/murcia/20090517/cartagena/sanidad-reconoce-primer-terapeuta-20090517.html

          • Esther Ibanez
            en said:

            Muchas gracias por el enlace Luis. Conozco este tipo de terapias y de hecho siempre cuestioné si esos recuerdos a otras vidas que experimenta el paciente son realmente vidas pasadas o conexiones a una memoria ancestral. Lo curioso es el hecho de que al revivir las experiencias el paciente se libere de síntomas, pero aún así podían haber sido memorias de sus propios antepasados que se transmiten a través del inconsciente. No obstante sé que funcionan y me alegro mucho de que en Murcia haya sido reconocido por la consejería de sanidad.
            Claro que hay que someter las intuiciones o ciertas experiencias al escrutinio del raciocinio -créeme que soy una experta en ello- pero por otro lado el raciocinio nunca te dará una respuesta contundente en cuestiones relacionadas con la no-materia. Siempre te mantienes en un pensamiento circular sin avanzar. Hay veces que surge una certeza interior fruto de experiencias insistentemente repetitivas que es imposible eludir.

          • bttberttice
            en said:

            El problema Esther es que la intituición no se puede sistematizar. En tiempos pasados, en el blog antíguo de MC duscubrí a través de una aportación a Charles Sanders Pierce su Método abductivo relegado al olvido, desde entonces leo sobre este tema realmente interesante y busco aplicación en investigación. Te lo aconsejo si tienes tiempo. Relaciono esta forma de conocer con eso que decías tu en una aportación sobre los opuestos: ” … en continuo movimiento”… nada está quieto, Esther. Estoy cansada de que la gente pare, frene las cosas para entender, todo está en el mismo momento, todo convive en el mismo momento, por eso las soluciones son infinitas… y no es nada esotérico esto, si empleamos la analogía con la materia y la forma de comportarse a niveles cuanticos.

    • No es el primer libro que se publica con rigor científico sobre ese tipo de experiencias, el asunto lleva cuando menos tres décadas. Pero al final, todo tropieza con la piedra de irracionalidad que fundamenta cualquier mente humana: cada cual cree o no cree lo que le da la gana de creer o no creer. Y esto no vale menos para quienes se dicen apóstoles de la ciencia y la razón, para esos vale incluso más.

  13. bttberttice
    en said:

    Las creencias no creo que se deban sostener con dinero pero el que quiera hacer ofrendas o crear lugares de encuentro con otros que también creen en lo mismo deberían de pagarlo ellos, es cierto que el patrimonio cultural religioso requiere de un mantenimiento como cualquier edificio con valor cultural pero fuera de eso, en mi opinión es excederse. Aunque no entiendo muy bien esta polémica pues existe voluntad de financiar o no, si no estoy equivocada. Bueno, acabo de encontrar esta noticia:

    ¿Cuánto dinero público recibe la Iglesia? …. Lo hace de forma directa por los contribuyentes que en su declaración de la renta marcan la ‘X’ de la iglesia, pero también a través de otras vías como son las exenciones fiscales.

    http://www.lasexta.com/programas/el-objetivo/noticias/como-financia-iglesia-catolica_2014020200103.html

  14. Comentario tangencial:

    Dudo que ese comentario fuese de Carlos I (V):
    -El concepto de capital le era extraño, no fue un rey especialmente sedentario.
    -En cualquier caso, Madrid no era una segunda opción después de Toledo: había otras ciudades peninsulares más importantes. La decisión del sedentario Felipe II de irse a Madrid fue bastante extraña, quizás motivada por la proximidad de El Escorial. En 1560 se elige el emplazamiento definitivo para el monasterio de El Escorial, y es justamente al año siguiente cuando Felipe II traslada la Corte a Madrid. Carlos había fallecido en 1558, y aunque no puedo asegurarlo, dudo que en esa fecha Felipe estuviese ya pensando en Madrid (no sabía todavía dónde construir el monasterio), que es el único motivo por el que Carlos podría haber pronunciado una frase así.

    Dicho lo cual, yo que soy periférico siempre he tenido al visitar Toledo una sensación de extraña familiaridad, de estar en mi capital natural, la que quizás debería haber sido, sensación que en cambio nunca tengo en Madrid.

  15. Edelweiss7
    en said:

    Buenas tardes,
    Toledo es un gran lugar, fue crisol de varias culturas que vivieron en armonía, recuerdo que mi madre me hablaba sobre las maravillosas esculturas de allí. De las famosas puertas de Toledo, de Zocodover y sus espadas. En referencia al artículo yo creo que hay que mantener las tradiciones culturales confieren belleza y esencia. Me imagino que cada uno lo vivirá de una forma distinta.
    Saludos

Deja un comentario