El Papa Francisco defiende a la sociedad civil.

FranciscoEl  Papa Francisco levanta adhesiones y rechazos, como corresponde a quien tiene personalidad acusada y fuertes convicciones. Acaba de lanzar una Encíclica. Sinceramente no la he leído y solo tengo referencia por los medios de comunicación. Pero Argentarius,  que es persona seria, católica, de convicciones y conductas acordes a la Iglesia Católica, sí lo ha hecho y me ha enviado un correo que paso a transcribir.
Acabo de leerme, deprisa, la encíclica del Papa Francisco. Puede parecer que contiene demasiada ecología, y esto puede resultar pesado. Pero contiene cosas muy profundas , sobre la crisis social, política y económica. Sobre el necesario cambio cultural, educativo y personal, para lograr un mundo mejor. 
Sólo te dejo un párrafo, tomado del nº 179 , que recoge todo eso que vienes diciendo sobre la necesidad de que la sociedad civil recupere su protagonismo :
“La sociedad, a través de organismos no gubernamentales y asociaciones intermedias, debe obligar a los gobiernos a desarrollar normativas, procedimientos y controles más rigurosos. Si los ciudadanos no controlan al poder político –nacional, regional y municipal–, tampoco es posible un control de los daños ambientales.”
La unión hace la fuerza. Todo está conectado, como nos recuerda esta encíclica. No nos cansemos de unir las fuerzas de todo tipo de personas, en pro de un mundo mejor. Con un fuerte abrazo
Lo importante es la referencia del Papa a la sociedad civil. Y es que, en efecto, conecta directametne con el discurso Sociedad Civil y Poder Político que pronuncié en 1993
 Fijaros en las ideas capitales
  1. La sociedad a través de organismos no gubernamentales y asociaciones intermedias. Es decir, nuestra idea de crear estructuras sociales en las que el individuop se ampare frente al Estado y que sean centro de debate, reflexión y acción
  2. La sociedad debe obligar a los gobiernos. Utiliza la expresión sobligar lo que indica que es la sociedad la verdadera titular del poder y que el del Estado es vicario y de ella derivado.
  3. Concluye que son los ciudadanos los que deben controlarl al poder politico. Esto alude a la democracia de ciudadanos frente a la democracia de partidos
Es posible que a alguno le parezca mal que la Iglesia penetre en un terreno tan concreto. A mi no. Al contrario.  Las ideas deben imponerse. Son lentas, costosas en términos de tiempo, y cuantos más focos sociales, incluidos los religiosos, las pregonen, mejor

44 comentarios en “El Papa Francisco defiende a la sociedad civil.

    • bttberttice
      en said:

      Sí, si.. esas ideas en concreto deben imponerse, sin prejuicios de procedencia, para todo el mundo… de la religión, credo, ideología política que sean, no creo que sea tan difícil de entender…. no lo saquemos de contexto.

      Yo creo que sí, deben imponerse esas ideas, dadas las circunstancias.

      • Claudio
        en said:

        Su respuesta le recuerda a Cláudio las respuestas de los interrogatorios incluidos en la obra de Arthur Koestler El cero y el infinito. Cláudio no admite sentencias liberticidas. No, las ideas NO deben imponerse.

        • bttberttice
          en said:

          Me encanta su respuesta. Pero estamos en situación de Socorro, es a vida o muerte. Es estado de necesidad, y es el siglo XXI, si no fuera por eso, me dejaría llevar, pero soy poco de ir para atrás, sólo para coger impulso, de manera que si fuera para atrás no me iría a la Revolución rusa ni al comunismo, me iría a la razón por la cual estamos así hoy y creo que tiene más que ver con la economía, el capitalismo, la obsolescencia.

      • «Es posible que a alguno le parezca mal que la Iglesia penetre en un terreno tan concreto. A mi no. Al contrario. Las ideas deben imponerse. Son lentas, costosas en términos de tiempo, y cuantos más focos sociales, incluidos los religiosos, las pregonen, mejor».

        Yo entiendo la frase «las ideas deben imponerse» como que deben darse a conocer y que deben imponerse ante la desgana, hastío, conformismo… No lo entiendo como que se tengan que imponer a nadie ni a nada. Simplemente se tienen que hacer un hueco importante en el momento de hacerlo y perdurable en el tiempo. Sería una cuestión de educar en la acción y en el libre pensamiento, lo que solemos llamar como tener actitud.

        Ideas (en este contexto) = actitudes.

        Sino, que lo aclare el «culpable» 😉

        • Yo, que carezco de autoridad académica que avale mis opiniones sobre casi nada, no tengo empacho alguno en confesarme un enamorado y estudioso de todo cuanto se refiere a la PALABRA.
          Soy muy pesado con este asunto, pero por considerarlo de una importancia capital, vuelvo a referirme a los primeros versículos del evangelio de San Juan: En el principio era LA PALABRA, y la PALABRA estaba con Dios y la PALABRA era Dios……………y la PALABRA se hizo carne y habitó entre nosotros.
          Creo que un buen día leyendo estos versículos, de repente me di cuenta de la profundidad que encerraban y súbitamente comprendí que la palabra es lo que nos distingue del resto de las criaturas y nos permite ser capaces de hablar y después de escribir, para poder así transmitir nuestra historia y tradición a quienes vinieran detrás.
          Dios, quiso hacernos semejantes a Él y nos regaló parte de sí mismo, de su divinidad, entregándonos la palabra y la palabra es acción, porque es formulación del pensamiento y es discurso y relato.
          La palabra, es Dios mismo entregado al hombre y aunque en cada lengua, la palabra se vista de una convención diferente, deberíamos velar porque el preciado tesoro de la lengua, no se viera mancillado por charlatanes que la manipulan para perpetrar engaño.
          Chomsky, llegar a decir , pero no muy en serio, que si a lo mejor una radiación del tipo que fuera, hizo mutar el cerebro del homínido, dotándole de la facultad del habla, yo no lo creo y si así hubiera sido, tampoco me turbaría demasiado, pues la consciencia del tesoro que la palabra supone para el humano, está por encima de toda especulación respecto de su génesis y la que Juan nos cuenta es tan bella, que la prefiero a todas las demás.
          Desgraciadamente, desconozco otros textos sagrados y aunque no puedo presumir de haber leído la Biblia a fondo, sí me puedo permitir decir que la he leído, acaso más que muchos, y que estoy familiarizado con la multiplicidad y belleza de sus lenguajes. Viene esto cuento de que creo que, quizás la Biblia, sea uno de los textos sagrados que más contempla en la palabra, la obra máxima del Creador, situándola en el rango máximo de su creación y asimilándola como consustancial a su propia esencia divina.
          ¿Cómo pedir a la Iglesia que no hable, cuando la palabra es el vehículo a través del que su propio Dios se manifiesta a su Pueblo?. ¿Sobre qué hemos de prohibir hablar a la Iglesia?. La palabra es educación, es Historia y la Iglesia, ha de tener la palabra sobre cuanto quiera usarla.
          No vivimos en sociedades teocráticas en las que la Iglesia impregna y regula todo el devenir social de una comunidad, como ocurre con el Islam; Pero no dejemos que un concepto erróneo de modernidad, pretenda amordazar la palabra de Iglesia, cuando, a su través, trata de ayudar a sus fieles a no perder su camino.
          Yo, que no soy católico y si creyente, con serias dudas respecto de casi todo, así lo proclamo.

  1. Carlos Rod-Hur
    en said:

    Para que los ciudadanos puedan controlar al poder político es necesario que se produzcan algunas condiciones que ahora no se producen porque, sencillamente, nuestro sistema político es una ficción democrática donde la fiscalización y la legitimidad de las instituciones están pervertidas.

    Lo he comentado otras veces:

    -Sistema electoral: Que vincule a elector y candidato, de manera que ambos estén unidos por un nexo que permita que el procedimiento legitimador de las normas se produzca por su cauce natural: Demanda ciudadana- Representante- Parlamento-Sociedad. Ahora ese procedimiento se produce en las puertas giratorias: Burócratas-Politicos-Oligarquia financiera-Oligarquia empresarial, de tal forma que las leyes favorecen mas a este segundo procedimiento no legitimado.

    -Modelo de partidos: Los partidos deben ser plataformas para proporcionar candidatos, activarse solo en periodo electoral y no nuestro modelo actual que es asfixiante y ocupa espacios que pertenecen a la sociedad civil. Los partidos son el vinculo entre el Estado y la Sociedad, tienen fecha de caducidad pero en nuestro caso tienen una tendencia innata a perpetuarse en el sistema y para ello no hay mejor opción que hacerse pasar por instituciones cuando no lo son.

    -Representación política: En nuestro sistema no existe la representación política, tal y como se entiende por los grandes pensadores. No se puede aceptar que la representación política de los españoles esté formada por un 80% de burócratas, funcionarios de nivel A. Desde el Partido Popular hasta Podemos pasando por el resto, todas las cúpulas están compuestas por funcionarios ¿Dónde está la sociedad representada? ¿Dónde están los pequeños y medianos empresarios, los autónomos, los trabajadores, los profesionales liberales, artistas, intelectuales, los productores, los verdaderos motores del desarrollo? Solo están los que viven del presupuesto. Y eso no es representación de la sociedad, eso es la representación del Estado. Burocracia opresiva y Plutocracia omnipresente: Puertas giratorias, dominan el sistema político cuando el sistema político es un subsistema que pertenece a otro mayor y por tanto mas amplio que es el sistema social, al cual se debe y debe servir. En España hay una perversión del sistema, pues se produce lo contrario.

    -Spoil system: O también conocido como el reparto del botín del Estado entre aquel que gana las elecciones y reparte el Estado entre los suyos fomentando el clientelismo político y descartando el mérito y la capacidad. Así, podemos ver como un gobierno como el andaluz, a pesar de sus niveles de desempleo, fracaso escolar y corrupción sigue ganando las elecciones. Es una muestra de la compra del voto con dinero público, dinero que sale de los productores no representados o infrarepresentados en nuestro sistema.

    Para controlar al poder político, legislativo y judicial, los tres pilares de la democracia, es necesario el control y la legitimación ciudadana de todos ellos. Esto no se produce en nuestro sistema.

    • Podemos buscar esas soluciones u otras que funcionen. Lo que cuenta es la esencia de la idea: la sociedad civil tiene que tener una presencia directa en los órganos del Estado. El modelo de partidos ha alejado, mas bien destruido, todo el tejido propio de esa sociedad y los que tenían una misión vicaria se han convertido en dueños del poder, y derivadamente de la propia sociedad. Esta filosofía de base es la que hay que imponer para que la libertad y la ciudadanía no sean meras palabras. Para eso necesitamos instrumentos. Lo malo es que hoy por hoy carecemos de ellos.

      • El Papa Francisco dice: «La sociedad, a través de organismos no gubernamentales y asociaciones intermedias, debe obligar…»

        Para ello, para que la sociedad sienta la necesidad de obligar, es imprescindible que prenda un sentimiento inequívoco en la sociedad que impulse a los ciudadanos a querer controlar a los gobernantes. Es imprescindible que prenda la llama que nos ilusione sacándonos de nuestra zona de confort para dedicar tiempo y esfuerzo en el ejercicio del control de nuestros gobernantes.

        Somos conformistas y nos cuesta movilizarnos desinteresadamente en favor de un fin. A lo largo de la Historia, hemos conocido personas que han aglutinado en torno a si a una sociedad que ha demandado cambios. U objetivos comunes que han movido voluntades y anulado el interés personal en favor del colectivo de la sociedad.

        Hoy aun no ha prendido esa llama. Recalco nuevamente las palabras de Argentarius: «unir fuerzas de todo tipo de personas, en pro de un mundo mejor»

        Y es que no es necesario que se creen las instituciones. Para que el control gubernamental se ejerza desde la sociedad, «solo» es necesaria la unión incondicional de los ciudadanos por un fin único: la calidad intelectual y moral de aquellos que nos gobiernen.

        Pero para que esa unión exista, lo primero que debe existir es el sentimiento. Primero el sentimiento. Luego el liderazgo…. Y por último las instituciones.

        La sociedad se unirá entorno a algo o alguien, para exigir el control de los gobernantes en favor del Ser Humano, cuando sienta una necesidad incontrolable para ello. Y esa llama, ese sentimiento, esa ilusión solo surge derivada de actos generosos y desinteresados en favor del Ser Humano. Es entonces, cuando la sociedad percibe estas actuaciones, cuando reclama el liderazgo de quién las ejerce.

        Para mi un ejemplo claro es Ada Colau en Barcelona. La actuación de la PAH ha despertado esa llama en muchas personas que finalmente han reclamado el liderazgo de Ada Colau.

        Quien quiera lograr un cambio en el Sistema, ha de lograr con sus actos ilusionar a la sociedad para aglutinar ese sentimiento entorno a si. De otro modo, la sociedad no se movilizará.

        • Luis C.
          en said:

          Probablemente estaban pensando en algo parecido cuando aprobaron la 2ª enmienda en EEUU.

          El problema de este tipo de planteamientos generales es que todos los compramos sin dudarlo. Pero luego llega la parte técnica y empiezan los problemas. ‘ El bienestar de la sociedad’ es algo que queremos todos, pero estoy convencido que tanto el concepto de bienestar como las medidas a tomar para alcanzarlo es ligeramente diferente en cada individuo. Y de hay surgen las guerras. Tenemos que asumir que la sociedad no es homogénea y que tensionamos continuamente , de lo contrario no podremos ver el camino si es que lo hay.

          • El camino es sencillo. Si estamos de acuerdo con el destino «El bienestar de la sociedad», el único camino para llegar, es la unión incondicional y desinteresada de la sociedad civil exigiéndolo.

            El problema, las tensiones, solo surgen cuando en la unión de la sociedad civil surgen los egos y las avaricias. Es entonces cuando empezamos a decir que solo participo si YO. Que solo trabajo por los demás si YO. Y cada que que exijo un YO, estoy fortaleciendo el Sistema.

            Por eso cada uno de los que queremos que esto cambie debemos preguntarnos: ¿Estoy dispuesto a trabajar por el cambio olvidandome del YO?

            Si la respuesta no es un SÍ incondicional, lo único que estaremos haciendo aquí es entretenernos con palabras que nunca llegarán a ser la cosa.

      • chorima
        en said:

        Los gobiernos no tienen claro algo que es esencial y la primera regla a cumplir,. Los gobernantes son servidores públicos al servicio de los ciudadanos. Teniendo esto en cuenta, la sociedad civil tendrán presencia en los distintos estamentos del Estado. Ningún partido político se plantea esto como principio, al revés, en cuánto llegan al poder toman a los ciudadanos cono siervos, que paguen sus impuestos y depositen su voto cada cuatro años

        • Completamente de acuerdo. Pero, ¿por qué ningún partido político se lo plantea como principio?

          Porque no lo necesitan para conseguir los votos. La sociedad no esta unida exigiendo políticos de calidad intelectual y moral que nos representen, y cada cuatro años les entregamos el voto sin ninguna exigencia. No condicionamos nuestro voto a que sean honestos, honrados, capaces, den participación a la sociedad civil…

          Muchas veces es justificación suficiente para votarles que «no gobiernen los otros», y así nos va.

          Sólo cuando como sociedad nos plantemos, y elijamos únicamente a quienes demuestren su honradez moral y su capacidad intelectual, tendremos políticos de calidad intelectual y moral que nos representen en favor del Ser Humano y el interés colectivo frente al individual propio.

          Está en nuestra mano no consentirlo. Pero proceso electoral tras proceso electoral, lo consentimos.

    • Lo que parece dice el Papa (yo tampoco lo he leído todavía), es algo tan simple como que una democracia (de «demos») debería ser democrática, es decir, funcionar desde abajo y no desde arriba previa cumplimentación de una delegación urnática.

      Lo que añade aquí Rod-Hur, me suena muchísimo a aquella idea que en tiempos remotos se acuñó bajo la denominación «democracia orgánica» (su concepto original, no el derivado franquista)

      Lo que no entiendo, y casi que prefiero no intentar entender, es eso de Argentarius de que «contiene demasiada ecología, y esto puede resultar pesado». Me parece que me va a interesar la encíclica.

    • bttberttice
      en said:

      «Modelo de partidos: Los partidos deben ser plataformas para proporcionar candidatos, activarse solo en periodo electoral y no nuestro modelo actual que es asfixiante y ocupa espacios que pertenecen a la sociedad civil. Los partidos son el vinculo entre el Estado y la Sociedad, tienen fecha de caducidad pero en nuestro caso tienen una tendencia innata a perpetuarse en el sistema y para ello no hay mejor opción que hacerse pasar por instituciones cuando no lo son.» No acabo de entender esto, podrías poner ejemplos. ¿Cuando un partido se hace pasar por institución?… cuando lo hace de forma fraudulenta, con lameculísmo y eso… influencias quiero decir, para tener poder. ¿Es eso lo que quieres decir?…

      En todo lo demás, de acuerdo. La política es una carrera de obstáculos para conseguir un premio económico, no estamos representados todos los perfiles de ciudadanos en nuestros representantes. El sistema electoral necesita una reforma, y control y legitimación ciudadana del poder político.

      • bttberttice
        en said:

        «… activarse solo en periodo electoral y no nuestro modelo actual que es asfixiante y ocupa espacios que pertenecen a la sociedad civil»
        No sé a lo mejor es una tontería, pero me gustaría que profundizases en este apartado. Gracias

        • No es ninguna tontería.

          Democracia significa el gobierno del pueblo, pueblo que delega la representación del poder de forma temporal en sus políticos. Para ello, los partidos políticos deberían ser estructuras creadas para garantizar la elección de los mejores candidatos para representar esa delegación entre las personas más capaces intelectual y moralmente hablando de entre todos los miembros de la sociedad.

          Sin embargo, los partidos políticos se han convertido en estructuras endogàmicas garantistas de que gobiernen siempre los mismos, sostenidos en el poder por un grupo de fieles seguidores inhalados en la satisfacción de egos personales e intereses particulares.

          Bajo esta premisa, es imposible que disfrutemos de una democracia real, imposible que gobierne el pueblo, imposible que gobiernen los mejores,… Es el Sistema en estado puro como configuración real de las relaciones de poder en nuestra sociedad.

          ¿Puede cambiarse? Si. Con la unión incondicional y desinteresada de la sociedad para que cambie. ¿Hasta ahora hemos sido capaces de unirnos des interesadamente como sociedad para exigir políticos de calidad intelectual y moral que nos representen en favor del Ser Humano?. No. Y de ahí que el Sistema siga siendo tan fuerte.

      • No es que no esté de moda (en un sentido estadístico), es que yo creo que es imposible cuestionarlo todo. Una sociedad no tiene más remedio que basarse en un montón de cosas compartidas, que precisamente por ello nadie se molesta en discutir, ni por lo general se llega a ser consciente de que tales cosas serían cuestionables. Otra cosa es que no se deba cerrar la puerta a la discusión: por supuesto que no, pero es que hay muchas cosas en que de hecho no se plantea.

  2. Luis C.
    en said:

    Partiendo de la base de que no soy persona religiosa debo reconocer que este Papa me cae bien, le dedico una atención que no solía prestar a los anteriores. Está haciendo un serio esfuerzo de renovación que además entiendo es muy necesario si no quieren desaparecer.

    Dicho esto mi postura con todos las cuestiones religiosas o eclesiásticas que es mas el caso son en principio criticas. Cuando la iglesia habla de la sociedad civil y sobre el ‘deber’ de controlar a los políticos, me temo que no hablan de la misma sociedad civil de la que hablo yo ( no se si vosotros). Se refieren a ‘su’ sociedad civil, en la que ellos como garantes de la fé cristiana están embutidos liderándola o al menos lo pretenden.

    Como reflexión y viniendo de quien viene es importante y es de agradecer. Pero me temo que aunque podremos andar muchos pasos juntos antes o después los intereses divergirán. A fin de cuentas la iglesia no es mas que política, persigue otros fines, pero es política.

    Pero bueno el camino se hace andando…

  3. Estando plenamente de acuerdo con cada una de las tres ideas capitales expuestas, quiero destacar la frase con la que Argentarius termina su texto:

    «La unión hace la fuerza. Todo está conectado, como nos recuerda esta encíclica. No nos cansemos de unir las fuerzas de todo tipo de personas, en pro de un mundo mejor»

    Para mi ahí esta la clave. De la palabra a la cosa para unir personas en favor del Ser Humano.

  4. «La falta de reacciones
    ante estos dramas de nuestros hermanos y hermanas
    es un signo de la pérdida de aquel sentido
    de responsabilidad por nuestros semejantes sobre
    el cual se funda toda sociedad civil».

    También está presente:

    Oración por nuestra Tierra

    Dios omnipotente,
    que estás presente en todo el universo
    y en la más pequeña de tus criaturas,
    Tú, que rodeas con tu ternura todo lo que existe,
    derrama en nosotros la fuerza de tu amor
    para que cuidemos la vida y la belleza.
    Inúndanos de paz,
    para que vivamos como hermanos y hermanas
    sin dañar a nadie.
    Dios de los pobres,
    ayúdanos a rescatar
    a los abandonados y olvidados de esta tierra
    que tanto valen a tus ojos.
    185
    Sana nuestras vidas,
    para que seamos protectores del mundo
    y no depredadores,
    para que sembremos hermosura
    y no contaminación y destrucción.
    Toca los corazones
    de los que buscan sólo beneficios
    a costa de los pobres y de la tierra.
    Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa,
    a contemplar admirados,
    a reconocer que estamos profundamente unidos
    con todas las criaturas
    en nuestro camino hacia tu luz infinita.
    Gracias porque estás con nosotros todos los días.
    Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
    por la justicia, el amor y la paz

    El documento en cuestión:

    SOBRE EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN
    http://www.cope.es/docs/2015/06/18/10530001_135_37_0.pdf

    • Que importante es el sentido de responsabilidad por nuestros semejantes al que aludes, y que marca la unión desinteresada de la sociedad en favor del interés colectivo y del Ser Humano como motor del cambio hacia un mundo mejor.

      Sólo cuando los egos y el Yo dejen paso al interés colectivo y al todos, estaremos andando el camino del cambio.

  5. Morgan
    en said:

    No he leído la encíclica, y sinceramente no creo que lo haga, (o a lo mejor si lo hago), no por nada, sencillamente es que desde hace mucho tiempo no estoy al tanto de lo que opina el vaticano, demasiados siglos de movimientos solo en su interés, siendo partidistas y manipuladores con los fieles, como para prestarles atención. Cuando han debido estar, jamás han estado, la Iglesia solo ha sido otro de los poderes facticos que siempre han mirado a la sociedad por encima del hombro y han vivido, creado y trabajado de espaldas y en contra de los preceptos que exigen.

    No obstante, he de reconocer que con este Papa he vuelto a mirar con otros ojos al Vaticano, es cierto que una golondrina no hace verano, pero este hombre me ha ganado por muchas razones, lo que ahora dice en su encíclica sobre la sociedad civil es un bálsamo, como tantas otros temas sobre las que se ha pronunciado, otra cosa es que llegue a todo el mundo, pero con que llegue a la sociedad es suficiente, porque es dónde debe germinar la idea.

    • Si a uno solo de nosotros han ayudado las palabras leídas, para iniciar un trabajo desinteresado en favor del interés colectivo y del Ser Humano, ya son palabras generadoras de cambio.

      No es necesario que lleguen a todo el mundo. Es suficiente con que lleguen a una sola persona.

  6. SUMAROS
    en said:

    Buenas tardes Mario.

    Me quedo con dos conceptos de tu articulo:

    «…La sociedad debe obligar a los gobiernos. Utiliza la expresión obligar lo que indica que es la sociedad la verdadera titular del poder y que el del Estado es vicario y de ella derivado…».

    «…Concluye que son los ciudadanos los que deben controlar al poder político. Esto alude a la democracia de ciudadanos frente a la democracia de partidos…».

    Del comentario de Claudio me quedo con:

    «…Las ideas deben imponerse…”.

    Del comentario de Borja me quedo con:

    «…Para mi ahí esta la clave. De la palabra a la cosa para unir personas en favor del Ser Humano…».

    Curioso creo que citáis el problema e incluso la solución, la sociedad debe ser la titular del poder y a su vez la sociedad debería controlar el poder político.
    ¿Cual es la formula?. No me vean ligero de ideas ni incluso de equipaje pero creo que ya esta aquí y la formula se encuentra en el «El Sistema». En este momento entiendo que ustedes me preguntaran y si la has descifrado y la sabes porque no la has aplicado?.

    Un saludo.

      • No se muy bien lo que quiere decir Su Eminencia Claudio negando tan reiteradamente que las ideas deban imponerse, quizás porque no he leido la obra de Koestler a que remite.

        Lo que sí tengo claro es que muchas ideas de hecho se imponen, para unos por la fuerza de la argumentación y para otros por la de la repetición combinada con la pereza intelectual.

        Toda época y lugar, en cualquier sociedad humana, tiene un considerable aluvión de ideas que nadie cuestiona, que de hecho se han impuesto, junto a otras (las menos) que permanecen abiertas a la discusión. Es precisamente el hecho de que nadie las cuestione, lo que hace a aquellas pasar desapercibidas. Pero haberlas haylas, y no pocas. Por ejemplo: ¿cuestionaría usted la idea de que los Estados deben sancionar y perseguir los delitos penales? ¿cuestionaría usted la idea de que el dinero es un medio de transacción válido? ¿cuestionaría usted la idea de que el trabajo debe remunerarse? ¿cuestionaría usted la idea de que es lícito matar animales de especie distinta a la nuestra para comérselos? ¿cuestionaría usted la idea de que los padres tienen obligación de alimentar a sus hijos mientras la edad no les permita valerse?… y así podríamos seguir bastante más de lo que imaginamos.

        Quizás usted cuestione algo de todo esto, pero en tal caso se va a encontrar muy solo, y entonces habrá de reconocer que son ideas hoy por hoy impuestas, de facto colocadas fuera del terreno de la discusión, aunque en teoría no lo estén.

        Nada que objetar, por parte de ENRK, a que alguien defienda que una determinada idea debería ascender (o descender) a esa categoría de común aceptación.

        • bttberttice
          en said:

          Hola ENRK, yo cuestionaría una de esas ideas incuestionables: «¿cuestionaría usted la idea de que los Estados deben sancionar y perseguir los delitos penales?»… aunque no es el tema ahora, al menos la cuestionaría parcialmente. Y también cuestionaría otra idea de cara al futuro: «¿cuestionaría usted la idea de que el dinero es un medio de transacción válido?»… Y sí, efectivamente, me encuentro bastante sola en ello, pero no del todo…

          Pero me gusta tu argumento. Hay algunas ideas que no está de moda cuestionar.

          • No es que no esté de moda (en un sentido estadístico), es que yo creo que es imposible cuestionarlo todo. Una sociedad no tiene más remedio que basarse en un montón de cosas compartidas, que precisamente por ello nadie se molesta en discutir, ni por lo general se llega a ser consciente de que tales cosas serían cuestionables. Otra cosa es que no se deba cerrar la puerta a la discusión: por supuesto que no, pero es que hay muchas cosas en que de hecho no se plantea.

    • Porque aplicarlo es un acto en el interior de cada uno de forma individual, pero el cambio no se producirá hasta que lo individual sea colectivo en el interior de muchos individuos actuando desinteresadamente en favor del Ser Humano.

  7. El Papa Francisco tiene el mismo problema que los ciudadanos, de ahí que sepa lo que la ciudadanía quiere y necesita.

    Sociedad civil —> sistema político y de estado

    Papa Francisco —> iglesia

    Lo que el pueblo ha de conseguir, lo ha de conseguir el Papa con su institución. Él está por la labor, le ha puesto ganas y valentía a la situación. ¿Lo conseguirá? Seguramente no, pero en el intento va su dedicación, gallardía… y a saber qué perderá por el camino. Él mismo dejó caer que no creía que tardara mucho en dejar esta vida, quizá estas palabras sean las que lo salven.

    Quien ansía el poder de forma obsesiva se convierte en alguien peligroso y comete fallos dentro de creer que lo tiene todo bajo control, véase Alemania/UE, gobernantes, instituciones varias…

    Al Papa Francisco lo ‘colocaron’ donde está pensando que controlaban y quizá no estén controlando tanto como esperaban.

    Es necesario y vital que de tanto en tanto se den a conocer personas sin miedo y que sus mensajes lleguen a la mayor cantidad de personas, aunque sólo sea para hacernos pensar.

  8. Edelweiss7
    en said:

    Hola me parecen muy positivas las ideas del papa de que la sociedad tenga el poder que le corresponde y lo de la ecología también me ha gustado. El segundo paso sería como llevarlo a la práctica él ha hablado de nuevas normativas, es interesante el artículo.
    Gracias por compartir , saludos

    • Para que se lleve a la práctica, somos cada uno de nosotros los que a nivel individual debemos llevarlo a la práctica, trabajando de forma desinteresada en favor del interés colectivo y del Ser Humano. El cambio esta en cada uno de nosotros.

  9. Eliseo de Bullon
    en said:

    Entonces Jesús les dijo: Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. Y se maravillaban de El.
    ¿Habla el Papa como Papa o como Francisco. Entiendo que al ser una Encíclica habla como Papa. Y como Papa creo que solo debe hablar del César cuando este César invade lo que es de Dios.
    Solamente entendiendo que en este mundo, en esta sociedad, o sencillamente en lo que nos rodea, es donde podemos encontrar a Dios, y por ello se puede hablar desde lo espiritual, de lo que es de Dios. La sociedad como un lugar donde encontrar a Dios, al Dios de cada uno. O al de todos.
    Y si algunos intentan manchar ese lugar común, en beneficio propio, haciendo de ese modo que se haga difícil ese encuentro con Dios, es cuando el Papa debe hablar como Papa. Y entró Jesús en el templo y echó fuera a todos los que compraban y vendían en el templo, y volcó las mesas de los cambistas y los asientos de los que vendían las palomas. Y les dijo: Escrito está: «Mi casa será llamada casa de oración, pero vosotros la estáis haciendo cueva de ladrones»..
    ¿Habla el Papa del Reino de Dios, o del reino de los hombres?

Deja un comentario