Sobre el fichaje de un general por Podemos. Opinión de Argentarius

Que un general se pase a la política y sobre todo que lo haga en un partido como Podemos, ha desencadenado unas reacciones sociales y políticas de cierta envergadura. El Gobierno a juicio de algunos ha sobreactuado. Argentarius expone su opinión en este artículo

 

¿De qué nos extrañamos? corpus 9

Noto que muchas personas se han sorprendido con el aterrizaje de un general en una candidatura de Podemos. Noto muy extrañadas a algunas personas por este insólito hecho, a su juicio. Dicen que “nunca ha pasado algo así.”

Esta ignorancia supina de la Historia es algo recurrente entre nosotros los españoles, para desgracia colectiva.Por ignorar completamente la historia de España, pero también la del resto del mundo, algunos ponen esa cara de sorpresa.

Pero vamos a ver :¿acaso no fue el general Francisco Franco, durante la 2ª República, Jefe del Estado Mayor Central? ¿Y acaso no se intentó presentar en una candidatura en la segunda vuelta de las elecciones generales de 1936, en la provincia de Cuenca? Luego sabemos lo que vino. Y todavía hay gente que ignora que un general quisiera presentarse entonces a unas elecciones. Vemos que la Historia sencillamente se repite.

Este parece que desconocido episodio, lo cuentan muy bien Stanley G. Payne y Jesús Palacios en su reciente libro “Franco.Una biografía personal y política.” El general Franco, efectivamente, estuvo a punto de presentarse a las elecciones para ser diputado por la provincia de Cuenca, en mayo de 1936, en una candidatura formada junto a Jose Antonio Primo de Rivera y Antonio Goicoechea, que finalmente no llegó a cuajar. Esa candidatura se proclamó por la Junta Provincial del Censo el 26 de abril, día en que el general Franco renunció a su puesto. Parece ser que eso obedeció a diferencias con el entonces encarcelado jefe de La Falange .

Más Historia : ¿No recordamos nuestra larguísima historia de espadones ilustres y de pronunciamientos militares? Desde Riego, hasta el dictador Miguel Primo de Rivera, pasando por los sublevados en Jaca para traer la segunda República , las asociaciones militares UME y UMRA de la segunda República, los generales Martínez Campos, Prim, Espartero, O´Donnell, Narváez.La lista es interminable. ¡Las calles de España, a pesar de que en ciertas épocas quiera borrarse nuestra Historia, están o han estado cuajadas de nombres de militares que han intervenido en política!

A mí por esto no me extraña nada que nuestro Arturo Perez Reverte quiera escribir algo sobre nuestra última guerra civil. Dice que los jóvenes ignoran lo que pasó. ¿Sólo los jóvenes? La verdad es que nadie parece saber nada de nuestra reciente Historia.

Y si miramos fuera de España, vemos un paisaje parecido al nuestro. No en cuanto a ignorancia de los hechos históricos, sino en lo referido a la presencia activa de los militares en la vida política de tantos países. ¿Nos acordamos de la revolución de los claveles en Portugal, apoyada por altos mandos militares?¿Acaso no fue también otro general, Charles De Gaulle, quien se presentó a unas elecciones y fue Presidente de la República francesa? ¿No fue otro general, Ataturk, el padre fundador de la actual República turca? ¿Nos olvidamos de que otro general, Eisenhower, fue Presidente de los Estados Unidos?¿No fue el mariscal Hindenburg, militar, el que asimismo fue Presidente de otra República, la alemana de Weimar? Etc, etc…

Nadie se acordará de todo esto, pero lo cierto es que ocurrió. Durante la República de Weimar, el Poder democrático usó al Ejército para suspender la autonomía de varios Estados federales ( Sajonia, Berlín-Brandenburgo ). Los alemanes se dieron cuenta de que el mejor y más efectivo garante de su Constitución no era su Tribunal constitucional, sino su Ejército. ¿Nos hemos olvidado aquí del artículo 8 de nuestra Constitución, que encomienda a nuestras Fuerzas Armadas como misión la de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional?

En España se han alzado voces denunciando que lo de Cataluña es un golpe de Estado. Por ejemplo, Alfonso Guerra acaba de decirlo, y ha señalado que esto mismo ya se intentó en la segunda República, y que confía en que ahora el Estado responda igual de bien que hace 81 años.

Finalizo. La táctica del avestruz nunca sirve de nada, sólo empeora las cosas.La Historia nos muestra que, en momentos decisivos, los militares no se sienten ajenos a lo que pasa en su país.

Argentarius

66 comentarios en “Sobre el fichaje de un general por Podemos. Opinión de Argentarius

  1. Ángel Giménez Porto
    en said:

    Hola Luis:

    La fórmula que nos presenta Quinta es la empleada en la Jura de Bandera que todos los militares hacen durante su servicio a la patria como tales militares y mientras lo son, yo la hice como soldadito de aviación, aún en tiempos de Franco, cuando el servicio militar era de obligado cumplimiento. Como el de los votos matrimoniales, es un juramento renovable a voluntad del «reo» y como ves, tiene la sola peculiaridad respecto del civil de la obediencia al mando, hasta la muerte, si preciso fuera. Nada extraordinario y sí de una gran coherencia interna con un sistema basado, fundamentalmente, en la obediencia ciega.

    ¿Derecho por parte de este individuo a hacer lo que ha hecho?, sí y hecho está. No creo que nadie haya acudido a un juzgado a denunciarle por ello.

    ¿Ha hecho bien, haciendo lo que ha hecho?. Yo, creo que no.

    Ni Aznar, ni Felipe González, ni Zapatero, parece ser que hayan violado ninguna ley, pero a mí, personalmente, no me gusta que se dediquen a ganar dinero por ahí, a costa de las relaciones e influencias que urdieron a tales efectos, cuando ocuparon los cargos que ocuparon y del mismo modo, no me gusta lo de este militar al que le ha faltado tiempo para hacer algo, cuando menos, en poca consonancia con los principios que se supone habían inspirado toda una vida profesional. No creo que sea una salida airosa de una carrera, la militar, a la que según me parece a mí, ha puesto un triste colofón.

    De todos modos y repito, no es algo que me quite el sueño y estoy totalmente de acuerdo con Morgan en que con la que está cayendo, lo del tipo éste, piénsese lo que se piense de él o de Podemos, es algo que carece de la más mínima importancia.

    Un abrazo.

  2. Ángel Giménez Porto
    en said:

    Espero que se tome lo de «reo» con el sentido del humor que sé que todos tenéis.

    Soy un hombre feliz en su matrimonio, que no ignora dónde están las puertas de salida en casi todos los sitios y que no pretendía una broma de MAL GUSTO, tan sólo una broma.

    En lo de la MILI y hasta que se inventó la objeción de conciencia, no había puerta de salida.

    Saludos.

  3. Juan Armas
    en said:

    Claudio, aunque Juan es consciente de que plantea la pregunta principalmente como refuerzo expresivo, creo que pensaría lo mismo que usted y posiblemente lo mismo que nuestro anfitrión, cuando al referirse al ambiente existente, manifestó en la última entrada, de Ramón Guillén, «esto tiene ya muy mal color».

Deja un comentario